A partir de un acuerdo firmado por las organizaciones Mundo Sano y DNDi, el laboratorio ELEA será el segundo productor a nivel mundial de la formulación pediátrica del benznidazol, una de las principales drogas para tratar la enfermedad de Chagas. Hay evidencia de que la detección y el suministro del tratamiento en niños con Chagas es clave: 9 de cada 10 niños tratados durante el primer año de vida se curan.

(Buenos Aires, 11 de noviembre de 2013) De acuerdo a un estudio difundido recientemente por DNDi, sólo el 4% de los medicamentos aprobados durante la última década se destinan a tratar las enfermedades desatendidas, males que representan el 11% de la carga en salud a nivel global. En este contexto y en el marco de una reunión sobre la enfermedad de Chagas realizada en Washington, las organizaciones Mundo Sano y la Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (DNDi, por sus siglas en inglés) firmaron un acuerdo de colaboración para el desarrollo de una segunda fuente del benznidazol pediátrico.

Actualmente, el benznidazol es la droga de primera elección para tratar la enfermedad de Chagas y es considerada un medicamento esencial por la Organización Mundial de la Salud. A nivel global, su producción estaba discontinuada hasta que en 2012 se comenzó producir en el país, a través de una alianza público privada que lideró la fundación Mundo Sano. Esta iniciativa involucró al Ministerio de Salud de la Nación y a las compañías Maprimed (a cargo de la síntesis del principio activo) y ELEA, responsable de la formulación, inscripción y distribución del ABARAX® de 50 mg y 100 mg. En tanto, DNDi colaboró con el Laboratorio Federal de Pernambuco (LAFEPE) en el desarrollo de una fórmula pediátrica de benznidazol (12,5 mg), registrada en Brasil en 2011.

Según DNDi, la mayoría de los productos terapéuticos desarrollados está hecha en base a versiones modificadas de medicamentos ya existentes. Pero de los 336 que eran completamente novedosos, sólo 4 (equivalentes al 1% del total) eran destinadas al tratamiento de las enfermedades olvidadas (concretamente, tres contra la malaria y uno contra la diarrea).

La buena noticia es que, gracias a este acuerdo, Mundo Sano y DNDi trabajarán conjuntamente para que el laboratorio argentino Elea se constituya como una segunda fuente de abastecimiento del tratamiento pediátrico de benznidazol. Además, llevarán adelante diversos estudios clínicos, necesarios para maximizar el uso de la droga tanto en adultos como en niños y desarrollar nuevas investigaciones. “Estamos muy contentos de formalizar este acuerdo porque Mundo Sano y DNDi son dos instituciones que trabajan en este tema con seriedad y perseverancia desde hace muchos años. Esta alianza implica compartir esfuerzos y aunar estrategias para la investigación en Chagas, optimizando las fortalezas de cada una de las instituciones y creando una realidad superadora”, señaló la Dra. Silvia Gold, presidente de Mundo Sano.

“Vergonzosamente la enfermedad de Chagas, descubierta hace más de un siglo, aún continúa siendo una de las enfermedades más desatendidas, con millones de personas que todavía quedan sin recibir tratamiento y atención”, dijo Eric Stobbaerts, Director de DNDi América Latina. “La evidencia científica creciente demuestra que el benznidazol se debería usar ampliamente para tratar el Chagas sin demoras, mientras continuamos con la búsqueda activa de nuevos tratamientos”.

Además, en el marco del encuentro Advancing Life-Saving R&D Innovations for People Living with
Chagas Disease – The Silent Killer
, ambas organizaciones defenderán -como miembros de la Coalición Global de la Enfermedad de Chagas- los cambios necesarios en la política de los gobiernos de los países endémicos y no endémicos para lograr estrategias de diagnóstico y tratamiento para disminuir la importante carga económica y de salud pública que causa la enfermedad.

Acerca de Mundo Sano
Mundo Sano es una fundación privada que, desde 1993, se propone disminuir el impacto que generan las denominadas “enfermedades desatendidas”, como son la enfermedad de Chagas, el dengue, la leishmaniosis y diversas geohelmintos, entre otras.

En pos de alcanzar una mayor equidad, trabaja a la par de los sectores público y privado, el sector académico y otras organizaciones internacionales. Con el propósito de brindar soluciones a las comunidades afectadas y generar conocimiento científico, en 2012 lideró un consorcio público privado para producir en Argentina el benznidazol, una de las principales drogas para tratar la enfermedad de Chagas, que estaba discontinuada a nivel mundial.

Asimismo, es la única fundación privada de la sociedad civil de origen latinoamericano que integra la alianza global Uniting to combat NTDs -liderada por la Bill & Melinda Gates Foundation- que se propone reducir el impacto de un conjunto de enfermedades desatendidas hacia el año 2020.
Para más información, visitar www.mundosano.org

Acerca de DNDi
La Iniciativa Medicamentos para Enfermedades Olvidadas (sigla en inglés, DNDi) es una organización de investigación y desarrollo (I+D) sin fines de lucro que trabaja para entregar nuevos tratamientos para las enfermedades más olvidadas, principalmente la enfermedad del sueño (tripanosomiasis humana africana), la enfermedad de Chagas, leishmaniasis, filariasis y HIV/SIDA pediátrico. Ya que en su comienzo el 2003, DNDi entregó seis nuevos tratamientos: dos dosis fijas antimaláricas (ASAQ y ASMQ), combinación terapéutica de nifurtimox+eflornitina (NECT) para la enfermedad del sueño avanzada, combinación terapéutica de estibogluconato de sodio y paramomicina (SSG&PM) para la leishmaniasis visceral en África, una serie de combinaciones terapéuticas para la leishmaniasis visceral en Asia y una formulación pediátrica de benznidazol para la enfermedad de Chagas. DNDi fue creada por Médecins Sans Frontières/Médicos Sin Frontera (MSF), Consejo Indio de Investigación Médica, Instituto de Investigación Médica de Kenia, Fundación Oswaldo Cruz de Brasil, Ministerio de la Salud de Malasia y el Institut Pasteur en Francia, con UNICEF/UNDP/Banco Mundial/Programa Especial de Investigación y Entrenamiento en Enfermedades Tropicales de la OMS (TDR) como observador permanente.

www.dndi.org