El fin de semana del 7 y 8 de noviembre la comunidad de Añatuya, en Santiago del Estero, celebró dos grandes eventos para combatir la enfermedad de Chagas a través del deporte.

Con el eje del deporte como vehículo eficaz para transmitir valores y brindar un abordaje integral acerca de la enfermedad de Chagas, el domingo se celebró un Festival Deportivo donde mil niños y niñas compartieron un día de deporte al aire libre acompañados por sus familias. En un marco festivo y no competitivo, durante la jornada hubo juegos recreativos y encuentros de fútbol mixto, hockey y rugby. Tanto los niños como los familiares y entrenadores que los acompañaron al festival, pudieron acceder al análisis de sangre para tener un diagnóstico de Chagas en puestos sanitarios que coordinó Mundo Sano conjuntamente con el Plan Provincial de Chagas.

Las actividades son parte del programa Deporte, Niñez y Chagas, que Mundo Sano -presente en Añatuya desde 2002- integra junto al Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Fundación FCBarcelona y el Gobierno de Japón. En esta primera edición, contaron con el apoyo de la Municipalidad de Añatuya y la Dirección de Enfermedades Transmisibles por Vectores del Ministerio de Salud.

El sábado más de 200 educadores, dirigentes deportivos, profesionales de la salud, padres y vecinos de Añatuya participaron de la charla abierta “Salud y deporte”, con la visita especial del ex futbolista Ricardo Bochini, que habló del sacrificio y el cuidado de la salud, como elementos esenciales para triunfar en el ámbito del deporte. Lo acompañaron el intendente Julio Ernesto Castro, médicos del programa provincial de Chagas y directores de Mundo Sano.

El “Bocha” habló de las cuatro horas y media que viajaba todos los días para llegar a sus primeros entrenamientos desde Zárate, y de las noches sin ir a bailar con otros adolescentes para levantarse a entrenar temprano. En el auditorio del Centro Cultural Jorge Gottau, los mayores le contaron que encienden velas sobre su imagen antes de los partidos. Y los más chicos pidieron el micrófono para preguntarle cómo se sintió cuando participó del mundial de 1986.

El intendente declaró huésped de honor a Bochini y de interés municipal a las actividades que se desarrollaron el fin de semana en el marco del programa Deporte, Niñez y Chagas, que busca disminuir el impacto de la enfermedad de Chagas en países de Latinoamérica.

En el marco del programa, durante los próximos tres años, las acciones de prevención y tratamiento de la enfermedad de Chagas, y la promoción de cooperación entre Argentina, Bolivia y Paraguay, se llevarán a cabo en coordinación con los ministerios de Salud de los tres países. Se apoyarán en el futbol  y en sus referentes con el objetivo de abordar la problemática de forma integral y sostenible.

La importancia del nuevo proyecto –que contribuirá a alcanzar los objetivos fijados por la Declaración de Londres en 2012 para combatir las enfermedades tropicales desatendidas– reside en el impacto que tiene el Chagas. Globalmente, 65 millones de personas están en riesgo de contraer la enfermedad y entre 6 y 8 millones están infectadosSe la considera una enfermedad silenciosa, por la cual cada año mueren más de 12 mil personas, y 8 mil recién nacidos se infectan durante la gestación. En la Argentina, hay más de un millón y medio de personas con Chagas.