Argentina, Bolivia y Paraguay se unen para eliminar la transmisión materno-infantil de cuatro enfermedades

-Una iniciativa que busca contribuir a la eliminación de la transmisión materno-infantil de la Infección por VIH, hepatitis B, sífilis y Chagas en comunidades de la Triple Frontera de Argentina-Bolivia-Paraguay.

La Fundación Mundo Sano y la Asociación para el Desarrollo Sanitario Regional (ADESAR) junto a organismos de gobierno, universidades e instituciones públicas y privadas, se unen para llevar a cabo el Proyecto de Atención a la Salud Materno Infantil en la Triple Frontera del Chaco Salteño, una  iniciativa que busca fortalecer y complementar las capacidades sanitarias locales para contribuir a la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH, sífilis, hepatitis B y la enfermedad de Chagas en la región de la triple frontera de Argentina-Bolivia-Paraguay. -El Proyecto propone implementar la iniciativa ETMI-Plus de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“El objetivo del proyecto es contribuir a la disminución de la mortalidad materno-infantil en esta área donde confluyen nuestros tres países, representativa del Gran Chaco Sudamericano, caracterizada por una población mayoritariamente originaria y dispersa, con importantes movimientos migratorios internos, condiciones éstas que dificultan el acceso a los servicios de salud”, sostiene Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano.

El Proyecto prevé una duración de tres años y está destinado a mujeres embarazadas que habitan la región fronteriza integrada por Santa Victoria Este (Argentina), Crevaux y D’orbigni (Paraguay) y Pozo Hondo y San Agustín (Bolivia) y los respectivos parajes aledaños, que en   conjunto alcanzan una población aproximada en 23.000 personas. “Se estima  incorporar al proyecto aproximadamente 500 embarazadas por año. También se incluirá atención de puérperas, hasta los 60 días posparto, y recién nacidos y lactantes hasta los 18 meses de vida, producto de aquellos embarazos en que se detectaren enfermedades de transmisión vertical”, sostiene Mariana Fernandez, vicepresidenta de ADESAR.

Un equipo interdisciplinario integrado por ginecólogos-obstetras, bioquímicos, ecografistas,  pediatras, infectólogos y médicos de familia serán los encargados de realizar seis intervenciones intensivas por año en cada una de las poblaciones y parajes del área de los tres países. La mismas incluyen: evaluación inicial, seguimiento, evaluación ecográfica y serológica de la embarazada y el recién nacido, y tratamiento y/o derivación en los casos que se requiera la atención de problemas que excedan las capacidades locales.

Todas las acciones serán informatizadas por el equipo médico, en tiempo real, a través de dispositivos electrónicos. Esto permitirá que diferentes niveles de asistencia y coordinación puedan acceder, de manera confidencial, a los datos relevados desde diferentes lugares para su análisis. Asimismo, el Proyecto contempla el desarrollo de actividades de capacitación a los actores de comunidades intervinientes.

El Proyecto es implementado en el marco de un acuerdo entre Mundo Sano y ADESAR. Las acciones se desarrollarán de manera articulada con los Ministerios de Salud Pública y Primera Infancia de Salta, la Dirección Regional de Salud del Gobierno de la Región Autónoma del Gran Chaco, Estado Plurinacional de Bolivia y la Dirección de Atención Primaria, Región Sanitaria XVI, Departamento de Boquerón, República de Paraguay.

Participan también del proyecto: Universidad Nacional de San Antonio de Areco, Centro de Patología Regional Argentina y Medicina Tropical (Cempra-mt); Hospital de Infecciosas “Dr. Francisco Javier Muñiz”; Instituto Nacional de Parasitología Dr. Mario Fatala Chaben-ANLIS;  Instituto Universitario del Hospital Italiano; Departamento de Obstetricia y Ginecología,  Residencia de Medicina Familiar y General, CEMIC; Laboratorio Domeq y Lafage, Hospital Alemán;  Instituto de Investigaciones de Enfermedades Tropicales y Universidad Nacional de Salta.