El objetivo fue optimizar los procesos de intervención de los equipos locales para mejorar el diagnóstico y tratamiento.

El Ministerio de Salud Pública a través de la Dirección de Epidemiología y en trabajo conjunto con la Fundación Mundo Sano llevó adelante una jornada integral sobre Infecciones de Transmisión Vertical: Chagas, Sífilis y VIH “Reflexiones sobre qué y cómo hacerlo” para los profesionales locales. 
La jornada contó con la disertación de especialistas con gran trayectoria internacional. Se compartieron experiencias, opiniones e inquietudes, a partir de lo cual se acordó proyectar mejoras y soluciones.El objetivo fue optimizar los procesos de logística y gestión para el tratamiento de las enfermedades que se trasmiten de madre a hijo como Chagas, Sífilis, Hepatitis B y VIH y lograr una atención más efectiva para los pacientes de la Región.

“Se busca que los equipos tomen conciencia de la importancia de una buena comunicación entre los diferentes actores que intervienen en la asistencia, para mejorar la captación y diagnóstico de estas patologías de transmisión vertical”, explicó la titular de Epidemiología, Mariela Fabiani.

Con esta premisa, se congregó a trabajar en equipo a médicos y obstetras de las Regiones Sanitarias III y VIII que se desempeñan en los hospitales “Julio C. Perrando” y Pediátrico “Avelino Castelán”, “Eva Perón” de Barranqueras y “Luis Fleitas” de Fontana y de las direcciones de Laboratorio y de Maternidad.

El encuentro contó con la disertación de expertos de gran trayectoria nacional e internacional, la médica especialista en Salud Pública y ex subsecretaria de Ginés González García, Ana Pereiro y el referente mundial en Chagas, consultor y asesor de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Héctor Freilij. Dicha colaboración fue aportada por la Fundación Mundo Sano.

Freilij destacó el espacio para afianzar la comunicación y los vínculos entre los profesionales locales, lo que es un claro beneficio para los pacientes y para lograr este objetivo de optimizar la gestión y el tratamiento.

“Estas enfermedades pueden ser controladas y prevenidas, para ello, es necesaria una buena actitud por parte de los pacientes, profesionales de la salud y autoridades del Ministerio -conocedores de la problemática local y sobre quienes recae la responsabilidad del cuidado-. Los invitamos a todos a fortalecer la calidad de atención del binomio madre-hijo”, concluyó el especialista.