En Tartagal, Salta, el programa de vigilancia y control del mosquito transmisor del dengue que llevan adelante la fundación Mundo Sano y el municipio local, con la colaboración del hospital Juan Domingo Perón, sigue cosechando éxitos. Pan American Energy (PAE) -quien financia este programa desde 2009- recibió el Premio al Emprendedor Solidario otorgado por el Foro Ecuménico Social. El mes pasado, la Cámara de Comercio e Industria Franco Argentina había distinguido a PAE con la mención a la Responsabilidad Social de la Empresa, por el apoyo a este programa que busca reducir el riesgo de casos autóctonos de dengue.

La comunidad de Tartagal celebra los resultados. En 2009, cuando se inició el proyecto, se habían registrado 665 casos de dengue. Hasta ahora, en lo que va de 2015, el sistema de salud no registró transmisión local del virus dengue.

Las estrategias para disminuir las poblaciones de Aedes aegypti (el mosquito transmisor de la enfermedad) incluyen rondas de inspección continuas en las viviendas de la ciudad, registros de información, actividades de concientización con la comunidad, actividades científicas, y elaboración de guías.

A comienzos de diciembre concluirá el séptimo operativo de descacharrado que recorre miles de viviendas y desecha cientos de toneladas de basura. La Dirección de Control de Vectores, la Policía, la Gendarmería, el Regimiento 28 de Infantería y unas 20 empresas locales también integran esta iniciativa.

Hace más de diez años que Mundo Sano lleva adelante campañas de sensibilización y prevención del dengue desde sus sedes en Clorinda (Formosa), Puerto Iguazú (Misiones) y Tartagal. Conforma laboratorios de campo en donde participan miembros de las comunidades locales.