Madrid, 1 de Marzo de 2017. El Ayuntamiento de Madrid, a través de Madrid Salud, da un paso hacia la igualdad de oportunidades facilitando el acceso al diagnóstico y tratamiento de dos de las llamadas enfermedades desatendidas que son más frecuentes entre los inmigrantes latinoamericanos: el Chagas y estrongiloidasis consideradas ambas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), un problema de salud pública.
Existe un alto grado de desconocimiento sobre ellas. Desatendidas porque son enfermedades infecciosas de origen tropical que hasta el momento no han recibido suficiente atención desde el punto de vista de la investigación y nuevos tratamientos.

El objetivo principal de este proyecto piloto, puesto en marcha hace un mes y que estará operativo hasta julio, es atender informativamente a la población inmigrante interesada en conocer sus posibilidades de estar infectado, así como trabajar en el aumento de la sensibilización frente a estas enfermedades normalmente silenciosas y estigmatizadas.

Este programa pionero en Madrid se ha implementado con ayuda de ocho Centros Madrid Salud en zonas como Ciudad Lineal, Usera, Tetuán y Carabanchel, entre otras. En ellos, los latinoamericanos o hijos de inmigrantes latinoamericanos que lo deseen podrán informarse y obtener cita para realizarse gratuitamente las pruebas diagnósticas. Los análisis se realizan semanalmente en el Centro Nacional de Microbiología (dependiente del Instituto de Salud Carlos III). En caso de obtener un diagnóstico positivo para Chagas, el paciente es remitido a los centros hospitalarios con Unidades de Medicina Tropical donde los especialistas en Chagas les determinan el tratamiento más adecuado para cada persona según su grado de afectación.

España lidera el ranking mundial de países con mayor porcentaje de pacientes tratados de enfermedad de Chagas. Desde 2012 se ha conseguido tratar en España al 10% de todos los afectados que se calculan viven en dicho país y se ha hecho gracias a alianzas público-privadas, como esta acción promovida entre la Fundación Mundo Sano con Madrid Salud.

Mundo Sano ha calculado que cada Euro invertido en los programas de Chagas en España ha ahorrado 20 Euros de presupuesto público. Los esfuerzos hechos desde hace años por facilitar el acceso al diagnóstico y tratamiento suponen un ahorro importante al sistema de salud español porque se evitan pruebas de control cuando la sintomatología avanza, se evitan operaciones para instalar marcapasos y también trasplantes cardíacos. Igualmente hay ahorros cuando no hay que abonar bajas laborales que producen estas enfermedades crónicas.