La fundación Mundo Sano y el Centro David Rockefeller para Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Harvard firmaron un acuerdo para diagnosticar y tratar a personas afectadas por la enfermedad de Chagas en el estado norteamericano de Massachusetts.

 

El objetivo del proyecto es diagnosticar y tratar a las poblaciones de riesgo, como recién nacidos, niños y mujeres en edad fértil provenientes de países endémicos.

“Para nosotros convertir la experiencia de terreno en conocimiento replicable es el modo de lograr impacto. La combinación de nuestros modelos de gestión con la excelencia de la Universidad de Harvard nos hace sentir que este acuerdo es una oportunidad excelente”, dijo la presidenta de Mundo Sano, Silvia Gold.

Por su parte, Julia Koehler, líder del proyecto del Centro David Rockefeller, comentó que desde que se publicaron los resultados de un estudio científico “hace unos meses, se sabe que el tratamiento debe darse antes de que se desencadene la enfermedad”.