Según datos de OPS, 127 millones de personas en América Latina y el Caribe están expuestas a enfermedades desatendidas y, de acuerdo a lo señalado por Montiel, “su impacto representa una pérdida estimada de 56 millones de años de vida”. Este indicador epidemiológico da cuenta de los años de vida perdidos por mortalidad y discapacidad que las diversas enfermedades causan en quienes las padecen. De acuerdo al especialista “la alta prevalencia de estas enfermedades obedece a que el 40% de la población de Latinoamérica y el Caribe –más de 222 millones de personas- vive en condiciones de pobreza”. Según datos del organismo internacional revelados por Montiel, más de mil millones de personas en 149 países de los cinco continentes sufren enfermedades como el Chagas, dengue, leishmaniosis, entre otras.

Por su parte, Silvia Gold presentó el Proyecto Desafío, un importante plan para hacer frente a las enfermedades desatendidas a nivel global. Este proyecto es parte de la iniciativa Uniting to Combat NTDs, impulsada por la fundación Bill & Melinda Gates, que reúne -además de a Mundo Sano- a las agencias de ayuda de Estados Unidos y Gran Bretaña, organismos internacionales de crédito, empresas farmacéuticas y otras organizaciones de la sociedad civil. En la iniciativa se establecieron metas para lograr en el año 2020 el control o la erradicación de la dracunculiasis, la filariasis linfática, el tracoma, la enfermedad del sueño y la lepra, y avances en la reducción de las geohelmintiasis, la esquistosomiasis, la oncocercosis, la enfermedad de Chagas y la leishmaniosis visceral. Al respecto, Gold aseguró que “estamos muy entusiasmados porque es un gran desafío que implicará mucho trabajo para los equipos de Mundo Sano”.

En tanto, el Dr. Máximo Diosque destacó el compromiso del Estado por llegar a quienes más los necesitan y resaltó que la enfermedad de Chagas es una prioridad de la agenda para las autoridades sanitarias.

El tema central de esta edición del Simposio fue abordado durante la primera jornada por Joao Carlo Pinto Dias, especialista de la OMS; Julie Jacobson, de la Fundación Bill & Melinda Gates, y Sonia Tarragona, de Mundo Sano.

Según la OMS, las enfermedades desatendidas están vinculadas con condiciones de pobreza y, en su mayoría, pueden prevenirse y tratarse. Impactan sobre comunidades de países en desarrollo, con pérdidas de productividad y altos costos de atención médica a largo plazo. El organismo internacional ya había publicado en octubre de 2010 un informe sobre el impacto de 17 enfermedades desatendidas en la salud pública mundial. En el 70% de los países afectados conviven con 2 o más de estas enfermedades, mientras que hay 28 naciones que sufren la presencia de al menos 6 de estos males.

Tarragona explicó que “el proyecto Desafío se desarrollará en tres etapas. La primera consiste en replicar a mayor escala, en la ciudad de Tartagal (Salta), una experiencia piloto de diagnóstico y tratamiento comunitario para parasitosis transmitidas por el suelo que desde 2010 se realiza en Orán”. Además, profundizará el alcance de las actividades relacionadas a la enfermedad de Chagas en Añatuya (Santiago del Estero) y Pampa del Indio (Chaco), entre otras localidades argentinas. Para la segunda fase de trabajo, Mundo Sano trabajará en conjunto con otros países de Latinoamérica para replicar estos modelos en el continente; y para la tercera etapa, las intervenciones se realizarán en otras regiones del mundo.

Otros temas

En otras actividades, María Elena Bottazzi, del Baylor College of Medicine, se refirió a los avances en el desarrollo de una vacuna terapéutica para el Chagas; Ricardo Gürtler, de la UBA, reseñó cinco años de trabajo con la enfermedad de Chagas en Pampa del Indio, Chaco; Mirta Antola, del Programa Nacional de Lepra, se refirió a la presencia de la enfermedad en el país; Natalia Jorgensen, de Mundo Sano, abordó el tema de los costos de la geohelmintiasis; Kevin Gorman, de Oxitec Ltd, explicó la estrategia de trabajar con mosquitos genéticamente modificados parta combatir el dengue, y Juan José de los Santos, de Mundo Sano España, habló sobre el Chagas en ese país, dando muestras de la globalización que alcanza a esta enfermedad.

La primera jornada del Simposio concluyó con la presentación de trabajos científicos sobre el Trypanosoma cruzi, leptospirosis, encefalitis de San Luis, tuberculosis micobacteriana, y con el curso sobre Chagas “Del conocimiento a la acción”.