Es una enfermedad que continúa vigente pero que se puede controlar.

COMO PROTEGER Y DETECTAR A TIEMPO
Detectar la transmisión de madre a hijo es el primer paso para controlar esta enfermedad olvidada que afecta a 1 de cada 25 argentinos. Por Dr. Jaime a Por Dr. Jaime Altchech, Investigador principal CONICET y Jefe del Servicio de Parasitología y Chagas del Hospital de Niños R. Gutiérrez. MN 71997

Los controles durante el embarazo y en lactantes pueden permitir la detección oportuna y el tratamiento de la enfermedad de Chagas, una infección que en 3 de cada 10 personas puede causar una grave enfermedad cardíaca y trastornos en el sistema digestivo. Así lo afirmaron expertos reunidos en el XVIII Simposio International Sobre Enfermedades Desatendidas, organizado por la Fundación Mundo Sano.

La enfermedad de Chagas tiene cura en 9 de cada 10 niños cuando se trata durante la fase aguda, y en 7 de cada 10 tratados en la fase crónica. En Argentina existen aproximadamente 1,5 millones de personas infectadas por Trypanosoma cruzi. De ellas, aproximadamente 380 mil padecerían cardiópatas, capaces de provocar la muerte. Y se estima que cada año nacen 1300 niños infectados por transmisión congénita. DETECCIÓN TEMPRANA En Argentina se hace el tamizaje universal en embarazadas y en bebés de 8 meses para detectar Chagas y se está trabajando en instaurar una pauta para tratar a las mujeres y niñas en edad fértil, con el fin de reducir la transmisión de madre a hijo durante el embarazo; en nuestro país estamos hablando de unas 450 mil mujeres y niñas. No obstante, los controles obstétricos no estarían alcanzando a la población objetivo y es necesario realizar mayores esfuerzos en ese sentido.

El diagnóstico y el tratamiento del Chagas son gratuitos en Argentina y sin embargo es una minoría la que accede al tratamiento. Es importante que los médicos piensen en la posibilidad de Chagas en la consulta, cuando ven a un paciente con síntomas compatibles con esta infección, porque nuestro país es el que tiene más afectados por Chagas en el mundo.

¿QUÉ ES EL CHAGAS?
Se trata de la enfermedad más frecuente de las transmisibles en América Latina, y está estrechamente vinculada con la pobreza. Es una patología endémica en 21 países de América, aunque las migraciones de personas infectadas pueden llevarla a países no endémicos de América y el Mundo. En los Estados Unidos, por ejemplo, se calcula que ya hay al menos 300 mil casos.

La enfermedad de Chagas es una afección sistémica y crónica que puede causar problemas de corazón y del aparato digestivo, con síntomas como mareo, desmayos, palpitaciones, dolor en el pecho, fatiga, estreñimiento y otros.

La infección es producida por el parásito Trypanosoma cruzi, que se transmite a través de un insecto, la vinchuca. Cuando una vinchuca infectada pica a una persona, se alimenta de sangre e inmediatamente defeca sobre la piel. Al rascarse, la persona provoca lesiones que facilitan el ingreso del parásito al organismo. La infección también se puede transmitir a través de transfusiones de sangre infectada o trasplantes de órganos infectados. Durante el embarazo, una mujer infectada puede transmitir la enfermedad a su hijo por nacer.

Si hay afectación del corazón o del aparato digestivo, los síntomas más frecuentes son: mareo, desmayos, palpitaciones, dolor en el pecho, fatiga, estreñimiento, dificultad para tragar. En cualquier caso, la mayor parte de los niños y adultos con enfermedad de Chagas no sabe cuándo se infectó y durante toda su vida puede convivir con el parásito sintiéndose bien.

Nota publicada en Diario de la Salud