Problema endémico
Por iniciativa de la Fundación Iniciar for Global Action, “la enfermedad de la pobreza” fue eje de un encuentro multidisciplinario abierto al público. Alcance de la enfermedad y prevención, y la necesidad de erradicar la vivienda rancho.
 
El Chagas sigue golpeando toda América latina, desde México hasta Chile y la Argentina. Sin embargo, en los últimos años y debido al aumento de las migraciones, esta enfermedad también ha llegado a los Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia y Japón.En la Argentina, la llamada “enfermedad de la pobreza” es padecida por el 4% de la población (1,5 millón de personas), principalmente en las provincias de Santiago del Estero, Córdoba, Salta, Chaco, Misiones, Santa Fe, Catamarca y San Luis, pero también en el AMBA (Area Metropolitana de Buenos Aires, que incluye el Gran Buenos Aires), donde se concentra un tercio de la población total.Un grave problema, sobre el que Iniciar for Global Action realizó hace unos días las Primeras Jornadas Interdiciplinarias. Se trata de un mal que afecta a los sectores más débiles y vulnerables de la sociedad.

Fueron dos días abiertos al público, donde destacados especialistas abordaron la enfermedad del Chagas desde distintos ángulos.
Iniciar es una fundación que trabaja con el objetivo de lograr cambios y desarrollos sustentables en comunidades en riesgo, apoyando proyectos sociales.

“La difusión y la conciencia de una enfermedad tan grave y que afecta a altos porcentajes de nuestra sociedad es fundamental para poder combatirla”, dice Vera Nazarian, fundadora de la filial argentina de esta entidad, originaria de Estados Unidos, que ya está realizando acciones a nivel regional también en Paraguay, Bolivia y Brasil.

Su transmisión
El hambre, la falta de educación, los escasos recursos y las viviendas precarias son parte del entorno en el que viven las comunidades infectadas.
El Mal de Chagas es transmitido por la vinchuca, insecto que pica personas o animales siempre durante la noche. Se refugia en las grietas de los pisos, detrás de los muebles, en quinchos, ranchos y techos de paja, entre otros lugares.

Cuando la vinchuca portadora del parásito, Trypanosoma cruzi, pica a una persona deposita sus heces en la piel. La persona se rasca y así permite el ingreso del parásito al flujo sanguíneo.

La droga para combatir el Chagas es el benznidasol. En marzo, la Fundación Mundo Sano y el Ministerio de Salud de la Nación lograron que la Argentina se convirtiese en uno de sus productores mundiales.

Las cifras
Se trata de una enfermedad endémica por la gran cantidad de enfermos y la amplia zona del país que ataca.

El 85% de los casos se produce por la picadura de la vinchuca, pero también por vía congénita de madre a hijo. El Chagas produce sobre todo problemas cardíacos, además de trastornos en el sistema digestivo y el nervioso.

Hay 28 millones de personas en América latina que están en riesgo de infectarse, 15 millones infectadas en el mundo, y 12.500 muertes anuales.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS, 2006), en la Argentina hay más de 300.000 afectadas por cardiopatías de este origen y 7.300.000 personas expuestas.

Chicos y embarazadas
Durante mucho tiempo se creyó que la enfermedad no tenía cura. La realidad es que los menores de 15 años, así como los bebés nacidos de madres con Chagas dentro de los primeros 5 años de vida, pueden curarse. Aunque los adultos infectados también pueden curarse si reciben tratamiento a tiempo.

Su fase aguda tiene lugar entre los primeros 20 a 30 días del suceso, y puede o no tener síntomas. Hay fiebre, sensación de malestar general, hinchazón de un ojo y el área de la picadura enrojecida o inflamada.

El tratamiento, en cualquier circunstancia, consiste en la toma diaria, durante dos meses, del benznidasol, gratuito en todos los hospitales y centros médicos del país.

En caso de no haberla vencido, pasados más de diez años en que la enfermedad queda en remisión, sin manifestar síntomas, se presenta la fase crónica. Aparecen entonces los síntomas de los órganos afectados, corazón, intestino grueso y esófago. Se produce un agrandamiento del corazón (miocardiopatía), del hígado (hepatomegalia), problemas digestivos (megacolon) e inflamación de ganglios.

La doctora Cecilia Cravero, cardióloga e investigadora clínica, epidemióloga en Chagas y especialista en e-health, sostiene que hay que hacer hincapié en las embarazadas.

Según un estudio realizado en la provincia de Córdoba, “se cura el 100% de los niños antes del mes y el 98% antes de los 3 años. La difusión y la capacitación son claves”.

Cómo ayudar
El doctor Tomás A. Orduna, jefe de Servicios de Patologías Regionales y Medicina Tropical del Hospital Muñiz, explica cómo puede ayudar la comunidad: “En el área metropolitana, es importante que las personas con posibilidad de haber contraído la infección en el pasado por haber vivido en áreas endémicas lo hagan saber a su médico. Y debe recordarse la posibilidad de adquisición por la vía congénita”.

Se debe aplicar el tratamiento a los niños nacidos de madre con enfermedad de Chagas. Para ello, cada mujer que da a luz debe ser testeada.
Si hay hijos de anteriores embarazos que no han sido evaluados, deben concurrir a la consulta para que se les realicen las pruebas diagnósticas adecuadas.

En definitiva, es la comunidad la que debe exigir que se cumplan los objetivos contemplados en la Ley de Chagas y las tareas del programa de Chagas.

Los especialistas señalan que en áreas donde puede haber vinchucas, o en caso de que se encuentre el insecto, es muy importante la denuncia a los programas de control para que se realice la correspondiente fumigación del domicilio y alrededores.

Erradicar la vivienda-rancho
“En los últimos cuatro años ha mejorado mucho el rol, la infraestructura, la presencia y el trabajo del Programa de Chagas desde el gobiernonacional y en la mayoría de las provincias”, dice el doctor Orduna.

Agrega que el Estado debe sostener esto en el tiempo y evaluar otras posibles medidas para mejorar la situación de los potenciales infectados o de quienes se encuentran en situación de riesgo. “Sin duda, una medida a implementar en nuestro país es la definitiva erradicación de la vivienda rancho”, señala Orduna.

Animales domésticos
Los animales son vectores del parásito. Lo mejor es mantener a los animales fuera de la casa en las zonas más propensas al Chagas. En Córdoba, se creó la vacuna contra el mal de Chagas para animales domésticos y esto ayudó a frenar su propagación

Links
http://www.iniciarforglobalaction.org/es
https://www.mundosano.org/
http://www.msal.gov.ar/chagas/
http://www.alcha.org.ar/enfermedad/
http://www.argentina.ar/_es/pais/C12647-plan-nacional-de-chagas.php
http://www.pami.org.ar/result.php?c=3-3-1-8