El célebre filósofo alemán Arthur Schopenhauer dijo una vez: “La salud no lo es todo, pero sin ella todo lo demás es nada”. Con esta certeza, los especialistas del campo de la salud señalan varios desafíos a tener en cuenta para el 2015.
El primero de ellos es sin duda la creación de un órgano de consulta referente a los temas de salud, que promueva la inclusión de los sectores menos favorecidos de la sociedad. Algo que según la presidenta de la Fundación Cambio Democrático, Mercedes Jones, es necesario, pero sólo como primer paso hacia un objetivo mayor: sumar el aporte del sector privado a la ayuda de los que más lo necesitan. “Generar un espacio de consulta es necesario porque sabemos que las búsquedas de respuestas sobre los problemas van a ser más efectivas si se toman en cuenta los intereses de las personas que forman parte de la situación, es decir, si el problema es definido por las personas que están involucradas y ellas mismas buscan soluciones. De esta forma se garantiza un mejor camino de acceso a la comprensión de la dificultad y a elaborar mecanismos posibles para su resolución”.
Para Jones, además se necesita sostener estos espacios, promoviendo una cultura de la colaboración: las organizaciones de la sociedad civil deben trabajar en colaboración con el Estado, las obras sociales y el sector privado para poder subsanar los problemas de salud de la gente más carenciada.
Más allá de lo importante que puede ser un órgano de consulta más abarcativo, está la necesidad imperiosa de que se generen proyectos a nivel legislativo y operativo que contribuyan a solucionar las necesidades sociales. Con respecto a este tema, la directora de Alianzas y Relaciones Estratégicas de Fundación Mundo Sano, Sonia Tarragona, explica la urgencia de la creación de estos proyectos con un dato alarmante: “Al menos un millón y medio de personas están afectadas por la enfermedad de Chagas en nuestro país y muy pocos fueron diagnosticados y tratados, aún cuando el tratamiento está disponible, es eficaz y se produce localmente. Es por ello que es fundamental trabajar para despertar conciencia al respecto. El país cuenta con todas las normas necesarias, aunque muchas de ellas no se cumplen o están sin reglamentar.”
Por su parte, Jones opina que siempre existió en las OSC la aspiración de tener una participación política activa, pero que antes se debe promover una ciudadanía saludable. “Se tendría que instalar en la agenda ciudadana y en la agenda política la relevancia de la salud como un tema transversal a todas las problemáticas sociales. La salud es un derecho humano básico, pero para una gran parte de los habitantes de nuestro país todavía continúa siendo un lujo. No sólo por los obstáculos del propio sistema sino también por el analfabetismo en temas de salud que tenemos en la sociedad”, explica. Una vez subsanada esta cuestión, la especialista afirma que sería posible empezar a pensar en una red de trabajo articulada entre varios ejes axiales como el poder legislativo y el ejecutivo. “El cumplimiento de los derechos referentes a la salud es una tarea gigante y cada una de nuestras organizaciones es por sí sola una pequeña hormiga. Ergo, es imprescindible articularse si queremos llegar realmente a los cambios de fondo”, sintetiza la presidenta de Cambio Democrático.
Para esta entidad es imposible pensar en un órgano de consulta o en que se generen proyectos a nivel legislativo si no se realizan acciones que faciliten la creación de una red de contención social. Una red que se consolide a través de la comunicación de organizaciones sociales, equipos de atención, empresarios y funcionarios del gobierno.
“Para crear esa red se requiere una articulación entre múltiples actores promovida desde el Estado Nacional. Pero promover la integración tampoco depende exclusivamente de un Estado eficiente. La articulación -aunque resulte paradójico- debería ser paralela a un aumento de la descentralización del sistema de salud, ordenando la red de servicios y promoviendo la coordinación de acciones a través de un marco regulatorio nacional”, dice Jones, a la vez que agrega que para que todo lo anterior funcione son necesarias políticas públicas que dejen de focalizarse en la enfermedad y se enfoquen en el ciclo de vida saludable de las personas y los grupos familiares.
Desde Mundo Sano la necesidad de la creación de esta red se basa en que “es el modo de lograr sinergias y potenciar los resultados. Cada organización, empresa u organismo público o académico puede hacer un aporte diferencial y único, donde ninguno es prescindible. Trabajar de forma articulada es estratégico para lograr resultados eficientes y sostenibles en el tiempo”, resume Sonia Tarragona.
Por último, pero no menos importante, está la implementación de acciones conjuntas entre los diversos actores de la sociedad, para lograr un mayor impacto en la visibilidad y concientización en los temas referidos a la salud en el país.
La presidenta de Cambio Democrático comenta al respecto: “Todos debemos asumir que estamos dando los primeros pasos en este camino y será un esfuerzo prolongado el que facilite el cambio profundo de la lógica imperante en el sistema de salud argentino actual. Solo trabajando en conjunto podremos crear garantías respecto de resolver problemas y mejora el modelo democrático porque se basa en el diálogo y el respeto por la diversidad”.
Tarragona comparte la visión de su par y añade que para sumar, contribuir y lograr el mayor impacto posible en la sociedad, hay que trabajar en conjunto. “Para lograr un cambio real, tenemos que unir fuerzas, desde Mundo Sano, queremos hacerlo y sabemos que solos no podemos”, aclara.
En los albores de un nuevo año, es menester que toda la sociedad entienda que la salud es importante en todo momento, no solo en los momentos de enfermedad, y que integrar a los sectores relegados de la sociedad no es un acto de beneficencia, sino simplemente de humanidad.

Desafíos 2015

• Constituir un órgano de consulta referente en temas de salud que promueva la inclusión de las personas menos favorecidas
• Generar proyectos que contribuyan a solucionar necesidades sociales
• Focalizar acciones que faciliten la consolidación de una amplia red de contención social a través de fluidos canales de comunicación e información entre OSC, equipos de atención, empresarios y funcionarios

5 PROPUESTAS PARA COMPROMETERTE DURANTE 2015. ¡ENCONTRÁ LA TUYA!

Atención primaria

Colaborá con las organizaciones que realizan atención primaria de la salud para los más necesitados: Sistema Ser (www.sistemaser.org.ar), Cáritas (www.caritas.org.ar), Médicos Sin Fronteras (www.msf.org.ar)

Salud rural y comunitaria

Promové el fortalecimiento de la salud rural apoyando los proyectos de las siguientes organizaciones: Tren ALMA (fundacionalma.org.ar), La Higuera (www.lahiguera.org.ar), Cuerpo y Alma (www.cuerpoyalma.org.ar), Unicef (www.unicef.org/argentina), Red de Comunidades Rurales (comunidadesrurales.org), Mundo Sano (www.mundosano.org), Proyecto Surcos (www.proyectosurcos.org)

Contra el cáncer

Sumate a las acciones para apoyar a personas que luchan contra el cáncer: Fundación Cáncer (www.fuca.org.ar), Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (www.lalcec.org.ar), Fundación Natalí Flexer (www.fundacionflexer.org), Fundación María Cecilia de Ayuda al Niño Oncológico (www.fmc.org.ar)

Médicos voluntarios

Si sos médico o profesional de la salud, ofrecete como voluntario en organizaciones sociales: Médicos Sin Fronteras (www.msf.org.ar), Médicos del Mundo (www.mdm.org.ar), Cruz Roja Argentina (www.cruzroja.org.ar), Conin (www.conin.org.ar)

Apoya a las personas con discapacidad

Trabajá para hacer valer los derechos de las personas con discapacidad: Fundación Discar (www.fundaciondiscar.org.ar), Fundación PAR (www.fundacionpar.org.ar), Cilsa (www.cilsa.org), Acceso YA (www.accesoya.org.ar), La Usina (www.lausina.org), Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (www.redi.org.ar), Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (www.asdra.org.ar) 3.

Enlace a la nota