Las enfermedades tropicales desatendidas son un grupo de enfermedades infecciosas (la mayoría de ellas parasitarias) que se caracterizan principalmente por afectar a poblaciones que viven en condiciones socioeconómicas deficitarias, con bajos ingresos, vivienda precaria, bajo nivel educativo, carencia de acceso a servicios como agua potable y saneamiento básico, que viven en zonas de conflicto o en condiciones ambientales deterioradas, y con barreras en el acceso a los servicios de salud.
Desde 1993 Mundo Sano está desarrollando acciones sostenidas en el campo de estas enfermedades, efectuando aportes importantes en términos de investigación, capacitación, diseño e implementación de programas con el objetivo de prevenir, reducir y/o erradicar los impactos nocivos de estas enfermedades.

Evolución de la enfermedad, diagnóstico, prevención y control.

Dentro de las enfermedades desatendidas, la enfermedad de Chagas es la zoonosis parasitaria más importante en América Latina; actualmente ocupa el cuarto lugar en importancia como causa de discapacidad, después de las afecciones respiratorias, las diarreas y el SIDA. Producida por el protozoo Trypanosoma cruzi, se transmite en las Américas -desde el Río Grande en México, hasta el paralelo 42° en América del Sur- por insectos hematófagos de la familia Triatomidae, denominados comúnmente “vinchucas”.
La vinchuca comparte vivienda con el ser humano, se alimenta exclusivamente de sangre y por la noche, mientras la gente duerme. Para alimentarse pica, y si el individuo picado tiene tripanosomas en su sangre, éstos pasan al intestino del insecto infectándolo. Los humanos se infectan cuando una vinchuca infectada pica e inmediatamente defeca, depositando sobre la piel de la persona tripanosomas, que atravesarán la piel hasta alcanzar la sangre del individuo. Existen otros mecanismos de transmisión, pero todos de magnitud muy inferior a la vectorial.
Inmediatamente después de producida la infección pueden presentarse algunos síntomas (Chagas agudo). Posteriormente no se observan síntomas hasta que, transcurridos aproximadamente 15 años, comienzan a manifestarse problemas clínicos, generalmente cardíacos, digestivos y neuronales, que pueden derivar en la muerte del enfermo.
En zonas no endémicas como es el caso de España, que ocupa la segunda posición después de Estados Unidos de personas afectadas por esta dolencia, la transmisión es posible de la madre al hijo durante el embarazo, y a través de transfusiones de sangre y trasplante de órganos si el donante está infectado.
Los especialistas estiman que en España, un país con fuerte inmigración de países donde el Chagas es una enfermedad endémica, son más de 42.000 los adultos infectados y que unas 17.000 personas van a requerir de atención médica por cardiopatía chagásica. Trabajar en Europa con la enfermedad de Chagas no es sencillo. A nivel general en Europa no hay una legislación para la prevención de la transmisión del T. cruzi a través de las donaciones de sangre, sólo hay normas o directivas al respecto. Otra dificultad radica en que la percepción del riesgo por parte de las comunidades afectadas es muy baja, a lo que se suma que no todos los centros sanitarios ofrecen programas de cribado y que muchos de los profesionales de la salud no tienen experiencia en el diagnóstico y manejo de pacientes con Chagas. Además, en Europa se diagnostica menos del 10% de los casos de la enfermedad. Por todo ello, es crucial realizar actividades de sensibilización y capacitación para profesionales, así como difusión de información entre las poblaciones en riesgo.
En España, desde 2005 se controlan las donaciones de sangre, los bancos de tejidos y el trasplante de órganos sólidos. Aunque el cribado en la gestante de área endémica está recomendado a nivel estatal, todavía no hay un protocolo oficial a nivel nacional para controlar esta vía de transmisión, ya que sólo tres comunidades autónomas tienen regulado el cribado a gestantes provenientes de Latinoamérica: Comunidad Valenciana, Cataluña y Galicia.

Tratamiento

La funesta rotura mundial de stock del benznidazol (principal fármaco para tratar la enfermedad de Chagas) denunciada por Médicos sin Fronteras en noviembre de 2011, provocó que ocho millones de enfermos estimados en todo el mundo se quedaran sin tratamiento. Desde diciembre de 2012, gracias a la colaboración de los gobiernos de ambos países y del grupo de empresas que nos apoya, el benznidazol se vuelve a producir en Argentina y llega de nuevo a España. Según datos de la fundación Mundo Sano, en 2013 más de 100 centros sanitarios de España prescribieron este fármaco, siendo tratadas cerca de 2.000 personas en solo un año. Es importante subrayar que este importante compromiso se ha logrado en un momento difícil para el sistema de salud debido a los recortes que está sufriendo por la crisis económica por la que atraviesa el país. Si a esto le sumamos que la enfermedad de Chagas está fuertemente estigmatizada por las desigualdades económicas y sociales, tenemos un ejemplo claro de las fortalezas reales del sistema de salud español y de su capacidad de trabajo y compromiso para garantizar la salud de todos.

Prevención

El aumento de información sobre la enfermedad de Chagas y la búsqueda activa de personas en riesgo -a través de programas adaptados a la población migrante- contribuye a la reducción del infradiagnóstico.

Sobre la fundación

La fundación Mundo Sano es una institución de ámbito internacional y sin ánimo de lucro dedicada a la investigación práctica y aplicada de enfermedades tropicales desatendidas (ETDs). Desde su nacimiento en 1993, desarrolla y gestiona modelos de intervención, con colaboración público-privada, que integran la investigación científica y el desarrollo social, transfiriendo la tecnología a las comunidades afectadas y a las áreas endémicas socialmente más vulnerables. En la actualidad, Mundo Sano desarrolla un total de 42 programas en zonas endémicas y más vulnerables de Argentina, con el objetivo de prevenir y controlar enfermedades tales como la enfermedad de Chagas, dengue, malaria, leishmaniasis y helmintiasis.

Acceso a la Salud

Iniciativa UnitingtoCombatNTDs : Proyecto Desafío

El proyecto es parte de la iniciativa UnitingtoCombatNTDs, impulsada por la fundación Bill & Melinda Gates, que reúne -además de a Mundo Sano- a las agencias de ayuda de Estados Unidos y Gran Bretaña, organismos internacionales de prestigio, empresas farmacéuticas y otras organizaciones de la sociedad civil. En la iniciativa se establecieron metas para lograr en el año 2020 el control o la erradicación de diez de las diecisiete enfermedades desatendidas contempladas en el mapa de ruta propuesto por la OMS. En el marco de la iniciativa, Mundo Sano desarrollará tareas de investigación, prevención y asistencia.

Alianza Global: Coalición Global de la Enfermedad de Chagas

La Coalición Global de la Enfermedad de Chagas está integrada por la fundación Mundo Sano, ISGlobal, el Sabin Vaccine Institute, el Instituto Carlos Slim, DNDi y Ceades. Esta alianza fue concebida con el objetivo de unir esfuerzos y hacer frente a la enfermedad de Chagas desde una concepción integral, priorizando la atención de las necesidades de los pacientes.

PROGRAMAS

PROGRAMA “MADRES COMPROMETIDAS CON EL CHAGAS: ACTUANDO AQUÍ Y ALLÁ”

En 2013 el programa “Madres comprometidas con el Chagas: actuando aquí y allá” ha capacitado como agentes de salud a varias madres afectadas residentes en Madrid para que ellas mismas informen a otras mujeres y hombres y pongan en marcha actividades comunitarias sobre la enfermedad de Chagas, tanto aquí (España y otros países de Europa) como allá (sus países de origen).
Un equipo multidisciplinar formado principalmente por médicas, psicólogas, enfermeras matronas y mediadoras interculturales diseñó e impartió las 19 sesiones formativas de las que se compuso el programa tratando, además del Chagas, temas como la salud materno-infantil, el funcionamiento del sistema sanitario, y la mediación intercultural, entre otros. Este programa piloto ha contado con la colaboración de numerosos centros sanitarios e instituciones sociales y asociaciones en la Comunidad de Madrid, así como con el apoyo del Departamento de Enfermedades Desatendidas de la Organización Mundial de la Salud. El objetivo del programa es facilitar el acceso a la información y al diagnóstico de las personas en riesgo, y mejorar la atención sociosanitaria de las personas afectadas.
Finalmente cuatro mujeres procedentes de las regiones bolivianas de Cochabamba y Santa Cruz completaron la formación como agentes de salud comunitaria especializadas en enfermedad de Chagas. Tres de ellas siguen residiendo en la Comunidad de Madrid y una se ha trasladado a Alemania. Con su experiencia, formación, y vivencia de la enfermedad, transmiten un mensaje y aportan una visión que no se había logrado con experiencias anteriores dirigidas a comunidades en riesgo.
Actualmente desarrollan actividades de diversa índole, como charlas grupales, información individual a personas que la solicitan, apoyo a personas con la enfermedad, acompañamiento a consulta y difusión de información en eventos con las comunidades latinoamericanas. El próximo verano una de ellas viajará a Bolivia a seguir difundiendo el mensaje que esperemos contribuya a desterrar la idea de muerte y desesperanza tan asociada todavía a esta enfermedad. Además, la experiencia será replicada en Barcelona en el segundo semestre de 2014, con la colaboración del Programa de Salud Internacional del Instituto Catalán de Salud.
Estas agentes de salud especializadas en enfermedad de Chagas constituyen un recurso sin precedentes y necesario para las personas procedentes de áreas endémicas. Su función es crucial para hacer llegar el mensaje de manera efectiva a todas las personas en riesgo de estar infectadas, evitar la transmisión materno-infantil y proporcionar un apoyo para sobrellevar una enfermedad que puede llegar a ser muy grave. El objetivo final del programa es superar el infradiagnóstico al que nos enfrentamos en España: sólo un 10% de las personas infectadas saben que lo están.

PROGRAMA PARA LA LUCHA CONTRA LOS GEOHELMINTOS

Los geohelmintos se encuentran entre las NTD debido a su relevancia clínica, su impacto en los individuos y en el desarrollo de las comunidades, su alta incidencia mundial y su desproporcionada incidencia en niños y poblaciones empobrecidas
Según el último informe de la Organización Mundial de la Salud (2010), aproximadamente 16% de los niños en edad escolar que necesitan tratamiento regular en los países endémicos (100 millones de niños) reciben el tratamiento periódico. A pesar del crecimiento en las tasas de cobertura, el objetivo del 75% de cobertura de niños en edad escolar del mundo no se alcanzará a menos que la desparasitación periódica aumente significativamente con el fin de tener en cuenta las necesidades actuales y el crecimiento demográfico.
Las infecciones crónicas e intensas causadas por helmintos tienen consecuencias significativas sobre la salud y el desarrollo, afectando el crecimiento, contribuyendo a causar anemia y enfermedades con manifestación clínica evidente.
Además del impacto sobre la salud y el desarrollo físico, los niños en etapa escolar que se encuentran infectados tienen bajo rendimiento en los análisis cognitivos.

Enlace a la nota