EL PAÌS
09-09-2016

Si en Camp Barça ya existe una manera especial de entender el fútbol, este último domingo sin liga se jugó un partido diferente y más largo de lo normal. Más de 100 personas, la mayoría latinoamericanos, acudieron a practicar el fútbol en tres tiempos, una iniciativa de transformación social mediante el deporte que promueve la Fundación FC Barcelona. El adversario en esta ocasión era la enfermedad de Chagas. Pacientes, familiares y miembros de varias organizaciones formaron equipos con el lema Ganemos al Chagas.

Distribuidos en equipos de seis jugadores, sin árbitros, el FutbolNet consiste en un primer tiempo de debate donde se acuerdan las normas y valores que se van a practicar; en el segundo, se disputa el partido; y en el tercer tiempo, se valora la aportación de los miembros de cada equipo en virtud del cumplimiento de las normas y valores acordados. El pasado domingo, para hacer el partido más épico, el calor rompió todos los registros conocidos en Cataluña durante un mes de septiembre.

El objetivo de los encuentros no era sólo marcar goles, sino batir al desaliento de algunos datos, como este: que todavía menos del 1% de las entre 6 y 7 millones de personas que padecen la enfermedad recibe atención. Y 7.000 acaban muriendo cada año. Y eso a pesar de todos los avances que durante los últimos tiempos pugnan por hacer que el Chagas deje de aparecer en la lista de las enfermedades desatendidas, según la OMS.

1473341230_132492_1473342052_sumario_normal_recorte1

Con el lema ‘Ganemos al Chagas’, se desarrolló una jornada de FutbolNet gracias a la iniciativa de La Fundación FC Barcelona, Fundación Mundo Sano e ISGlobal-Hospital Clínic (ambos miembros de la Coalición Global de Chagas), el Prosics del hospital Vall d’Hebron, la Asociación de Amigos de las Personas con la Enfermedad de Chagas (Asapecha), y el apoyo de Airpharm. Alex Caparrós Fundación FCB

Algunos jugadores llevaron al Mini Estadi banderas uruguayas, argentinas, bolivianas y catalanas. Fueron convocados por amigos, personal sanitario y de apoyo procedentes de organizaciones que trabajan para combatir al Chagas. La enfermedad, causada por el parásito T.cruzi, se transmite originalmente a través de un insecto (la vinchuca o chinche) en las zonas endémicas de Sudamérica, Centroamérica y México.

Pero también existen otros tipos de transmisión, como la congénita (de madre a hijo) o a través de transfusiones de sangre. Debido a los flujos migratorios, se ha extendido a otros lugares como España (el segundo país no endémico con más casos después de Estados Unidos). Aquí hay más de 68.000 personas afectadas y, desde 2012, se han tratado más de 4.500 pacientes, la mayoría en Cataluña, seguido de Madrid, Valencia, Murcia y Andalucía.

Tres de cada diez personas que contraen la infección acaban por desarrollar enfermedades del corazón y del aparato digestivo principalmente. Si se trata a tiempo, se pueden evitar esas complicaciones. Al Chagas se le llama “la asesina silenciosa”, pues puede transcurrir un largo período de vida sin que se presente ningún síntoma. Y, a veces, provoca la muerte súbita.

Jugadoras contra el Chagas. Y una del Real Madrid.

En el juego destacó Carolina Balderrama Puma, de 33 años y oriunda de Cochabamba, Bolivia (el país más afectado por Chagas en el mundo). Recibió tratamiento después de que, en 2012, le diagnosticaran Chagas en Barcelona, en el Hospital Clínic. “Es duro, pero de momento el parásito está dormido en mi cuerpo”. Carolina se siente bien, aunque dice que se cansa, y no sabe si es sólo un efecto psicológico. Nadie lo diría de esta empleada de hogar y líder deportiva que lleva adelante una liga de fútbol de mujeres bolivianas en Barcelona.

1473341230_132492_1473342351_sumario_normal_recorte1Carolina Balderrama, de 33 años, ha completado su tratamiento de Chagas y ha conseguido que toda su familia se diagnostique. Vive en Barcelona. Alex Caparrós Fundación FCB.

“Aunque yo soy del Real Madrid”, dice con total seriedad y sin modular la voz en las instalaciones del templo blaugrana, “he venido aquí con una de mis hijas a saber más sobre el Chagas y sobre quienes lo han padecido. Creo que la gente joven puede ayudar a cambiar mucho lo que se conoce sobre la enfermedad”. Carolina convenció además a todos sus familiares en Bolivia para que se diagnosticaran. Algunos resultaron positivos. “Aquí, por suerte, mis dos hijas no tienen el parásito”.

La fundación Mundo Sano apoyó de manera destacada el evento que se celebró en el Mini Estadi del FC Barcelona. Esta fundación trabaja junto a las comunidades afectadas y a una importante red de actores en programas de intervención con acciones de sensibilización, prevención, diagnóstico y tratamiento. Irene Tato, su directora en España, habló desde la experiencia en el campo de la comunicación y la salud, señalando la importancia del trabajo en equipo: “Está claro que las iniciativas que salen adelante son aquellas que logran aunar más esfuerzos. Hay hospitales y otras instituciones que se especializan en diferentes ámbitos de ciertas enfermedades, pero cuando todos se unen, se logran más objetivos. Hoy en día, las enfermedades son cada vez más globales y demandan una mayor integración de todos los actores”. Tato destacó además la importancia de dirigir esfuerzos a la población de mujeres en edad fértil con el fin de evitar la transmisión congénita del Chagas.

Otra de las participantes en la jornada, Silvia Moriana, coordina una gran Coalición Global de Chagas, en la que se encuentran Mundo Sano e ISGlobal-Hospital Clínic, entre otras. En una pausa entre juego y reunión de grupo, Moriana destacó que las mujeres desempeñan un papel preponderante como las principales agentes de salud para que todos sus allegados vayan a diagnosticarse y tratarse de la enfermedad, y para detener la transmisión de madre a hijo. Anunció que el próximo año, la Coalición Global de Chagas iniciará en Bolivia una campaña que, espera, recorra todos los países donde existe la enfermedad. El fútbol y las mujeres tendrán un papel protagonista para incidir en una mejora de los niveles de acceso al diagnóstico y tratamiento. Mundo Sano ya ha propuesto en Argentina, otro de los países afectados, el reto de una niñez sin Chagas.

Este año, coincidiendo con el día mundial de Chagas (14 de abril), la Coalición Global de Chagas presentó un documento titulado Rompiendo el silencio con la información más actualizada sobre la enfermedad. En él, se proponen una serie de objetivos posibles que pasa por el compromiso de los actores políticos y de las organizaciones público-privadas para aumentar radicalmente el acceso al diagnóstico y tratamiento de la enfermedad para todas las edades, si bien las tasas de curación en adultos son menores que en jóvenes y niños. El doctor Joaquim Gascón, coordinador de la Iniciativa de Chagas del Instituto de Salud Global de Barcelona, destacó que estamos ante una oportunidad de romper definitivamente el silencio que pesa sobre la enfermedad. “Disponemos de métodos de diagnóstico y de tratamiento y, por tanto, es el momento de ponerlos a disposición de los millones de personas que los necesitan”, recalcó.

FutbolNet: un fútbol diferente contra el silencio

Según Ramón Garriga, coordinador de FutbolNet en Cataluña, “lo que hace la Fundación FC Barcelona es proponer los cinco valores del club (respeto, esfuerzo, ambición, trabajo en equipo y humildad) y adaptarlos a una problemática concreta para que sirvan de instrumento de transformación social en entornos desestructurados”.

Garriga añadió que la iniciativa surgió en Colombia como una iniciativa contra la violencia. “La primera regla, por ejemplo, era dejar las armas fuera del campo de juego”. Actualmente la Fundación FC Barcelona aplica el FutbolNet en más de 20 municipios de Cataluña, y en decenas de proyectos en todo el mundo. En Argentina se trabaja de la mano de la fundación Messi, y en Brasil, con el Instituto Neymar Jr., en barrios de favelas.