Marcelo y Judit firmando el convenio