Argentina, que el próximo viernes conmemora el día por un país sin Chagas, tiene algo más de un millón y medio de infectados por esta enfermedad, un mal cuyo avance puede ser revertido gracias a mayores medidas de prevención,diagnostico y tratamiento, aseguraron hoy diferentes especialistas.

Organizado por la Fundación Mundo Sano, del Grupo Insud, y el Rectorado de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el evento “Chagas en acción” reunió hoy en la capital argentina a expertos que dieron cuenta de diversas experiencias en hospitales y comunidades que demuestran que la enfermedad se puede tratar.

“Queremos dar un mensaje positivo porque hay muchas personas que están haciendo ya tareas pensando en los pacientes y que pueden contar eso y contagiar optimismo”, dijo a Efe la presidenta de Mundo Sano, Silvia Gold.

En Argentina hay cerca de un millón y medio de personas afectadas por el Chagas -250.000 son menores de 14 años-, y una población en riesgo superior a los 7 millones de personas.

Cada año nacen en Argentina unos 1.300 niños con Chagas que deben y pueden ser diagnosticados y tratados.

En Latinoamérica hay entre 6 y 8 millones de infectados por esta enfermedad, provocando unas 12.000 muertes al año en la región.

La enfermedad es producida por el Trypanosoma cruzi, un parásito que transmiten las vinchucas, insecto que habita principalmente en zonas rurales y en las periferias de las ciudades.

El Chagas solo se trasmite de un humano infectado a otro por transfusión de sangre contaminada, trasplantes de órganos infectados o verticalmente de la madre infectada al niño.

Después de la infección suelen presentarse algunos síntomas como fiebre, cansancio e inflamación de ganglios, lo que se conoce como el periodo agudo de la enfermedad.

Posteriormente no se observan síntomas hasta que luego de un número variable de años se manifiesta la fase crónica de la enfermedad mediante problemas generalmente cardíacos, digestivos o neurológicos, que pueden ser de gravedad.

En Argentina, los análisis de diagnóstico en mujeres embarazadas y niños son obligatorios por ley, pero, advierte Gold, esto no siempre se cumple.

“La prioridad es que los pacientes se diagnostiquen y se traten. Todavía hay mucha ignorancia y muchos mitos, hay gente que no le da importancia a la enfermedad cuando se la tiene, gente que cree que si no hay síntomas no hay enfermedad”, lamentó.

Con todo, Gold destacó que esta ignorancia va en disminución y hay una perspectiva más “positiva”, ya que hoy hay mayor disponibilidad de las drogas para tratar el Chagas, guías oficiales de tratamiento disponibles para los médicos e investigaciones y ensayos clínicos en curso.

“El Chagas es una enfermedad de larga data en nuestro país, lamentablemente muy diseminada, y que requiere la acción conjunta de todos los estamentos, del Gobierno, de las organizaciones sin fines de lucro, de la actividad privada, de los médicos y de la comunidad en general”, dijo a Efe Gabriel Capitelli, secretario de Relaciones Internacionales de la UBA.

Un problema, añadió Capitelli, del que la UBA no puede estar “ausente”, sea a través de la formación académica y la investigación como del servicio a la comunidad.

“Lo importante es el diagnóstico precoz, el tratamiento, y fundamentalmente evitar la diseminación ya que es una enfermedad que se transmite por vectores y es muy importante el trabajo que se haga con la comunidad en las zonas endémicas para disminuir la cantidad de los reservorios de vinchucas”, sostuvo.

La directora de Epidemología del Ministerio de Salud argentino, Patricia Angeleri, señaló que el objetivo oficial es “contribuir a reducir” la incidencia del Chagas a través, por un lado, “de la interrupción a nivel vectorial y, por otro lado, trabajando en las formas no vectoriales de la transmisión del parásito”.

En este sentido, Angeleri aseguró que “vislumbra que es posible” que dentro de unos años Argentina certifique la eliminación del Chagas congénito.

Mundo Sano lleva adelante tareas de vigilancia y control en el norte de Argentina y en Centroamérica y programas de diagnóstico y tratamiento en Argentina, Bolivia, Guatemala, Paraguay y España.

Leer nota completa: https://www.efe.com/efe/cono-sur/cronicas/expertos-en-argentina-exponen-experiencias-positivas-tratamiento-de-chagas/50000803-3731515