Mundo Sano en los medios

“Este es un año epidémico para el dengue en toda la República Argentina”

 

Diego Weinberg es subgerente de programas y proyectos de la fundación Mundo Sano, una entidad que trabaja en Tartagal desde 2009 junto al municipio y el hospital local. Mundo Sano cuenta con una sede local, un laboratorio montado por la petrolera Pan American Energy que solventa todo el trabajo que realiza la entidad desde hace 11 años, del personal y sus profesionales. La incursión de Mundo Sano se produjo en el 2009 luego de un alud que se abatió sobre Tartagal cuando se presentó una epidemia que afectó a miles de pobladores con casos de dengue hemorrágico. A pesar de los esfuerzos de Mundo Sano en el norte, la situación en relación con el dengue no ha cambiado ni mejorado con el agravante de que en la actualidad miles de febriles ni siquiera concurren a la consulta médica ante la casi certeza de que se trata de la patología que transmite el Aedes aeigipty con los típicos síntomas de fiebre, dolor de cuerpo, náuseas, diarreas y en muchos casos una descompensación generalizada.
Si bien las restricciones en la atención de salud se agudizaron por el coronavirus, ya desde el año pasado los tartagalenses realizan marchas y manifestaciones para que el dengue sea tomado con toda la seriedad que merece una enfermedad que presenta casos de pacientes graves, tres semanas o más de convalescencia de los enfermos con la afectación laboral de miles de norteños, que es lo que la patología implica.

¿Cuántos años lleva de trabajo Mundo Sano en la zona y en qué focalizan su acción?

La fundación Mundo Sano tiene presencia en la zona desde el año 2009 en Tartagal, donde venimos desarrollando actividades en lo que tiene que ver con control de mosquitos desde ese año y de manera ininterrumpida siempre en coordinación y articulando programas con las autoridades municipales de Tartagal en lo que hace a vigilancia y control del vector en la ciudad. Contamos con una sede, personal y un laboratorio entomológico donde se evalúan las muestras que se traen de terreno después del recorrido diario que nuestro personal hace en la ciudad de Tartagal. Las actividades están centralizadas en esa ciudad aunque tenemos un programa de monitoreo para evaluar las poblaciones del vector en Salvador Mazza donde estamos colaborando y asesorando a las autoridades sanitarias locales.

¿Qué hace la fundación Mundo Sano con todos los trabajos de campo, investigaciones y datos que recogen a lo largo del año?

Trabajamos articuladamente con la Municipalidad y con el hospital Perón de Tartagal. En este momento estamos en la búsqueda de pacientes febriles y trabajamos en determinar cuáles son las zonas de la ciudad que están teniendo mayor nivel de infestación; el hospital, por su parte, maneja la información de casos sospechosos por eso junto al hospital y municipio trabajamos en forma conjunta en el bloqueo de focos de aquellos domicilios donde aparecen enfermos confirmados o pacientes febriles. La situación es muy dinámica pero en las últimas semanas hemos detectado un aumento de pacientes sospechosos en la zona céntrica de la ciudad.

Después de más de 10 años de trabajo, ¿cómo ve la situación en perspectiva al 2009? 

La realidad es que este año es un año epidémico para la problemática del dengue en toda la República Argentina porque hay casos desde el norte hasta la ciudad de Buenos Aires y las zonas con más cercanías con el trópico son las más complicadas. La ubicación geográfica de Tartagal en el norte y sobre la ruta nacional 34, cerca de los pasos fronterizos, hace más compleja la problemática. Pero cuando avanzamos con el conocimiento de cómo se desarrolla y difunde la problemática en la ciudad podemos trabajar de manera más localizada en ciertas zonas para detectar dónde tenemos los focos. Otro inconveniente son las medidas de aislamiento social por lo que el trabajo se complica.

El año pasado no había medidas de aislamiento social y la situación ya estaba desbordada…

Creo que el año pasado tuvimos más casos de los que se presentan en este momento, se realizaron algunos ajustes en el trabajo de terreno durante este año; el año pasado tuvimos un corrimiento en la época de lluvias y de alguna manera hizo que la aparición de casos se presentaran bastante entrado el otoño; el trabajo coordinado con el hospital Perón es fundamental porque ellos unifican la información epidemiológica.

Pero la gente no va al hospital por las restricciones en la atención por la pandemia de coronavirus. Los enfermos se curan en sus casas. ¿Se pueden hacer estadísticas así?

La enfermedad de dengue requiere de la obligatoriedad de cualquier centro de salud de la notificación de un caso; a veces la dinámica puede no ser en tiempo real, pero hace varios años se puede evaluar y dar la cantidad de caso, tanto sospechosos como confirmados. Sin duda que la complejidad de la cuestión tiene que ver con esta situación paralela del coronavirus y la regional del dengue.

El Tribuno – Nota completa

Te puede interesar

Nov, 2019

“Deporte, Niñez y Chagas” en la Obra del Padre Mario Pantaleo

El martes 5 de noviembre, el Polideportivo Caminante, de la Obra del Padre Mario Pantaleo, en la localidad de González Catán, fue escenario del proyecto Deporte, Niñez y Chagas. Una iniciativa de la Fundación Mundo Sano que tiene como objetivo concientizar sobre la enfermedad de Chagas a través de actividades deportivas y recreativas y promover […]

Ver más >
Abr, 2019

Presentamos la campaña “Ningún bebé con Chagas”

La campaña “Ningún bebé con Chagas” asume el compromiso de visibilizar esta enfermedad injusta para lograr que todos los bebés nacidos con Chagas, contraído por transmisión durante el embarazo de su madre infectada, y todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y al tratamiento. Gracias a los progresos en el control vectorial y […]

Ver más >