Un centenar de hospitales españoles tratan a pacientes con Chagas con el medicamento benznidazol desarrollado en Argentina, informaron hoy en un encuentro científico internacional sobre enfermedades desatendidas organizado por la Fundación Mundo Sano.

 

El 4to.Encuentro Internacional sobre Enfermedades Olvidadas y XVI Simposio sobre Control Epidemiológico de Enfermedades Transmitidas por Vectores se centra este año en el impacto sanitario que generan los movimientos migratorios.

Exactamente son 94 los hospitales que atienden según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud a unos 42.000 afectados en España por la enfermedad de Chagas-Mazza, que en su fase crónica provoca una grave cardiopatía chagásica y trastornos digestivos.

Entre 1.800 pacientes tratados en España este año, más del 60% son mujeres en edad fértil.

Expertos internacionales que integran el Simposio enfatizaron que las enfermedades desatendidas ganan la atención de las autoridades sanitarias de todo el mundo debido al impacto que generan las migraciones, por las cuales se estima que hay unos 100.000 infectados por Chagas en Europa, zona no endémica de la enfermedad transmitida por un parásito a través de la vinchuca infectada.

“Trabajar en Europa con la enfermedad de Chagas no es sencillo porque no es considerada un área endémica”, planteó Miriam Navarro Beltrá, investigadora responsable de Mundo Sano España.

Navarro se refiere a que “no hay una legislación que rija para la prevención de la transmisión del Trypanosoma cruzi a través de las donaciones de sangre, sólo hay normas o directivas al respecto en España, Francia, Gran Bretaña y Suecia”.

Además, la publicación especializada Eurosurveillance reporta que sólo se diagnostica el 6% de los casos: entre 1999 y 2009 fueron unos 4.000 casos, de los cuales 3.617 se diagnosticaron en España; 28 en Gran Bretaña; 114 en Italia; 180 en Suiza; 111 en Francia; 19 en Bélgica; 2 en Alemania; 8 en Portugal y 7 en Holanda.

La presidenta de Mundo Sano, Silvia Gold, afirmó que “el Chagas está siendo una enfermedad atendida, (…) dejó de ser una mera intención y eso es un cambio profundo”.

“Mundo Sano organizó un evento en Estados Unidos en el marco de la iniciativa `Unidos para combatir las enfermedades desatendidas`, donde surgió el interés de registrar el medicamento para el Chagas en ese país”, contó.

“Ya tuvimos una primera reunión con la FDA (Administración de drogas y alimentos, equivalente a la Anmat argentina) para hablar del posible registro y fue muy impactante que nos digan que entienden la necesidad del medicamento porque reconocen al Chagas como un problema de la salud pública: obtener el registro es un trabajo difícil, pero creemos que vamos a lograrlo”, concluyó.

Gabriel Yedlin, secretario de Políticas del Ministerio de Salud, afirmó que “la articulación público privada potencia el trabajo y permite tomar decisiones más precisas y realizar mejores inversiones”.

El benznidazol, que se produce en Argentina bajo el nombre de Abarax, se exporta a España desde diciembre de 2012 a partir de una iniciativa público privada que reunió a Mundo Sano, el ministerio de Salud y las compañías Maprimed y Elea para el desarrollo del medicamento tras una crisis de abastecimiento mundial.