España es el país europeo con mayor prevalencia de la enfermedad de Chagas, lo debería suponer “un gran desafío para la salud pública”, según ha afirmado Miriam Navarro, responsable de proyectos de la Fundación Mundo Sano, con motivo de la celebración este martes del Día Internacional del Chagas.
La principal vía de transmisión del Chagas en España es de madre a hijo, por esta razón es vital diagnosticar a la mujer en edad fértil. Si es tratada antes de quedar embarazada sus hijos pueden nacer libres de esta dolencia que provoca unas 10.000 muertes al año.

Por ello recuerdan que es importante recordar que, “a pesar de los logros obtenidos”, es necesario multiplicar las sinergias para “hacer frente a esta enfermedad que suele afectar a los sectores más vulnerables, causando graves consecuencias en la salud de quienes las padecen”.

Entre otro datos, han recordado que hasta 8 millones de personas en todo el mundo padecen Chagas, una enfermedad se puede curar si el tratamiento se administra al poco tiempo de producirse la infección.

Enlace a la nota