El programa “Deporte, Niñez y Chagas” de la Fundación Mundo Sano organiza torneos de fútbol y talleres de arte y juegos para ofrecer diagnósticos gratuitos y brindar herramientas de prevención esta y otras enfermedades en el Norte argentino.

El fútbol y los deportes en general son motivo de pasiones, encuentros, aprendizajes y pueden ser una buena excusa para la promoción de hábitos saludables y la prevención de enfermedades.

Con esta idea, la Fundación Mundo Sano lleva adelante en las provincias del Norte Argentino así como en localidades del sur de Paraguay y Bolivia el programa “Deporte, Niñez y Chagas”, en alianza con la Fundación del Club Barcelona, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y el Fondo Japonés par la Reducción de la Pobreza (JPO).

El programa comenzó en 2015 y se va a ejecutar hasta 2019, con posibilidad de extenderlo. Si bien está dirigido a niños y adolescentes de entre 6 y 17 años, en la práctica involucra a sus familias y las comunidades en general.

El club Barza, donde juega Lionel Messi, aportó la metodología de promoción de hábitos saludables a través del deporte mientras que el BID y el JPO aportaron financiamiento. El programa consiste en organizar talleres de arte y deporte (no solo fútbol, aunque es el principal, sino también otras disciplinas y juegos), e “ir incorporando algunas normas o hábitos: por ejemplo, el gol solo vale si todos en el equipo tocaron la pelota”, comenta Sebastián Cañón, coordinador de este proyecto en Mundo Sano.

Para esto se trabaja con escuelas, clubes, parroquias, sociedades de fomento, y centros de salud, y al finalizar el programa se organiza un festival deportivo en el que se invita a las familias a hacerse un diagnóstico gratuito y una capacitación sobre medidas de prevención. En algunas ocasiones se organizan jornadas de limpieza y acondicionamiento de las viviendas, con participación de la comunidad. “Siempre se trabaja respetando las costumbres y técnicas tradicionales de construcción -destaca Cañón-, por ejemplo, en las viviendas de adobe y techo de paja de nuestro norte, se agrega una capa de silobolsas como material aislante, que a su vez sirve para recolectar agua y esto se complementa con la construcción de aljibes y letrinas, para mejorar las condiciones sanitarias”.

Creada en 1993 a instancias del bioquímico Roberto Gold, la Fundación Mundo Sano hoy presidida por su hija, Silvia Gold fundadora junto con su esposo Hugo Sigman del Grupo Insud, la entidad tiene como objetivo “transformar la realidad de las personas afectadas por dolencias vinculadas a condiciones precarias de vida como el Chagas transmitido por la vinchuca enfermedades causadas por parásitos como la Helmintiasis,  Leishmaniasis e Hidatidosis y las provocadas por mosquitos como Dengue, Zika y Chikungunya”.

Para cada grupo de dolencias, Mundo Sano desarrolla programas específicos, en diversas localidades del país como Orán. Tartagal (Salta), Colonia Dora (Santiago del Estero), y Pampa del Indio (Chaco), en países vecinos como Bolivia y Paraguay.

Como resultado concreto del programa “Deporte, Niñez y Chagas”, se realizaron festivales deportivos en Añatuya (Santiago del Estero), Juan José Castelli (Chaco) y Muyupampa (en el departamento Chuquisaca, Bolivia). En total asistieron 2.700 chicos con sus familias y se realizaron 1.400 serologías (análisis). Al mismo tiempo, 60 agentes de salud se capacitaron en la realización de test rápidos de Chagas.

El próximo festival deportivo se realizará a mediados de septiembre en la escuela rural de internado Paí Picú, en Paraguay, donde viven 160 niños desde febrero a noviembre y desarrollan talleres de costura, carpintería y cocina.

El Chagas tiene tratamiento y una de las claves es su detección temprana. Cuanto mayor cantidad de niños sean diagnosticados y tratados durante la infancia, mayor calidad de vida podrán tener en la adultez.

EN NÚMEROS

Vinculada a la pobreza y por décadas desatendida, el Chagas es la enfermedad endémica de mayor prevalencia en Argentina. Según datos de la Fundación Mundo Sano se estima que 1,6 millones de personas la padecen en el país (3.6%de la población). Más de 1,2 millones son mujeres en edad fértil. Y cada año nacen más de 1.300 niños con Chagas.

Esta enfermedad es endémica en 21 países de América Latina, donde alrededor de 70 millones de personas viven en áreas de transmisión.

El 90% de los casos congénitos tratados durante el primer año de vida se curan, por eso es importante el diagnóstico temprano. El tratamiento antes del embarazo sirve para reducir el riesgo de transmisión de madre a hijo.

http://ow.ly/aCJk30kERe