La fundación Mundo Sano participó hoy en el Instituto Pasteur en París de la presentación de un plan global de acciones para erradicar las parasitosis transmitidas por el suelo, que replicará la exitosa experiencia argentina en Salta.

La fundación Gates convocó en 2012 a combatir las enfermedades desatendidas y en ese marco Mundo Sano -única ONG latinoamericana que integra la iniciativa- aportará la plataforma de trabajo desarrollada con el Instituto de Investigaciones en Enfermedades Tropicales de la Universidad de Salta, Regional Orán.

La entidad trabaja en Africa desde 2013 junto con el Instituto de Salud Carlos III de España y el Programa de Salud Internacional de Cataluña -que no son parte de la coalición internacional- en el diagnóstico y tratamiento de los geohelmintos.

Socios de la iniciativa global “Uniting to Combat NTDs” trazarán hasta el viernes en París los planes de acción para erradicar un conjunto de diez enfermedades que afectan a millones de personas, en las poblaciones más vulnerables del mundo.

Allí estuvieron la líder de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Margaret Chan; el titular de Prevención de Enfermedades y Riesgos del Ministerio de Salud, Alejandro Krolewiecki; la presidenta de Mundo Sano, Silvia Gold; la ministra de Salud de Francia, Marisol Touraine, y el empresario estadounidense Bill Gates.

El programa que ahora se traslada al continente africano es desarrollado desde 2010 por Mundo Sano en Salta contra diversas geohelmintos de las que fueron tratadas “más de 6.600 personas con notables mejoras en su calidad de vida”, informó la Fundación.

Con estudios enfocados en niños en edad escolar, se harán en Etiopía programas de diagnóstico y tratamiento, que próximamente serán replicados en Angola.

“Mundo Sano contribuye a disminuir el impacto de las helmintiasis transmitidas por el suelo, a crear pruebas para el uso de estrategias y herramientas que pueden ser transferidas posteriormente al sistema de salud pública y a promover el desarrollo de los medicamentos necesarios”, dijo Gold en París.

Los diversos métodos para la desparasitación y el desarrollo de tratamientos especí­ficos para tratar a las poblaciones demandarán una inversión de 8 millones de dólares en 5 años.

En el programa que Mundo Sano comenzará en la localidad etíope de Amhara, los especialistas estimaron una prevalencia de geohelmintos de 80% de los niños analizados en ocho escuelas.

La siguiente etapa de trabajo, también enfocada en la población infantil, será en la provincia de Benguela, en Angola.

Los niños en edad escolar son la población más afectada, con trastornos en el desarrollo neurocognitivo, desnutrición, anemias y retraso en el crecimiento.

En adultos, el parásito “Strongyloides stercoralis” provoca autoinfecciones crónicas y la parasitosis es capaz de sobrevivir dentro de la persona infectada desde la infancia hasta la vejez.

En la localidad salteña de Orán, el programa de Mundo Sano brindó tratamiento a 3.000 personas en zonas rurales y urbanas, y en Tartagal, más de 3.500, con una disminución del 55 al 14% de incidencia en la parasitosis, tras un tratamiento combinado de albendazol e ivermectina.

Del programa desarrollado en Orán participó el equipo de Krolewiecki, de la Universidad de Salta y funcionario del Ministerio de Salud argentino.

Touraine y el presidente del Instituto Pasteur, Cristian Brechot abrieron el debate en el que participaron Chan, Gates, autoridades sanitarias de Francia y Burundi, representantes del Banco Mundial y de compañías farmacéuticas.

“Desarrollamos muchos programas. Tenemos que mejorar la forma en que los ponemos en práctica en las distintas regiones del mundo. Creo en el compromiso político y en la capacidad de quienes estamos hoy aquí convocados”, afirmó la la titular de la OMS.

Gates resaltó el valor del trabajo conjunto en esta iniciativa, lanzado en Londres, e invitó a mirar lo que ocurre en otras regiones: “Tenemos que ponernos en el lugar de la gente que vive con estas enfermedades”, convocó. (Télam)