La Universidad de Utrecht (Holanda) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) colaborarán para que las medicinas accesibles y libres de patentes sean una realidad para los países en desarrollo. Con ese objetivo, ambas organizaciones firmaron un convenio el día 2 de marzo, por el cual la Universidad disponibiliza conocimientos bajo estrictas condiciones para la producción de dichos medicamentos. La OMS se acercó a la Universidad de Utrecht motivada por la posición de liderazgo que tiene la universidad en conocimientos en esta área. “Este convenio especial es totalmente congruente con las aspiraciones sociales de nuestra universidad,” comentó Marjan Oudeman, Presidenta del Consejo Ejecutivo de la Universidad de Utrecht. “El primer medicamento es un fármaco para una grave infección respiratoria que se presenta en bebés prematuros. Con él, contribuimos a resolver un importante problema de salud global.”

En nombre de la OMS firmó el acuerdo Kees de Joncheere, Director de Medicinas Esenciales y Políticas Farmacéuticas. Hugo Sigman también estuvo presente en la firma, como representante de los socios de la industria farmacéutica. Sigman es fundador y CEO de Chemo, compañía que desarrolla y fabrica medicamentos.
Primera medicación

La Universidad de Utrecht creó la Fundación Centro de Excelencia Utrecht para Bioterapéuticos Accesibles (Utrecht Centre of Excellence for Affordable Biotherapeutics Foundation, UCAB), que facilita el desarrollo, la producción y la distribución de medicinas accesibles y de alta calidad en países en desarrollo. Una de las tareas es la transferencia de tecnología a privados que producirán las medicinas bajo los auspicios de la OMS. La primera medicina en la que se está concentrando UCAB es palivizumab, una droga para una grave infección respiratoria (virus RS) que afecta principalmente a prematuros. UCAB estará ubicada en el Parque de Ciencias de Utrecht.

Biosimilares accesibles y de alta calidad

A principios de la década de 1990, se desarrolló un nuevo tipo de medicamentos (biológicos) para hacer frente a una variedad de enfermedades, entre otras, cáncer y enfermedades autoinmunes. Las patentes de una serie de medicamentos se acercan a su vencimiento, lo cual ofrece oportunidades para desarrollar versiones más económicas (biosimilares). Fabricantes locales participan en la producción de biosimilares en muchos países pero desafortunadamente estos siguen siendo demasiado caros y a veces de dudosa calidad. UCAB desea coordinar el desarrollo de biosimilares con el estándar de calidad más alto posible. Debido al hecho de que los fabricantes locales comparten los costos de desarrollo, es posible mantener bajos precios y no es necesario llevar a cabo costosos ensayos clínicos individualmente. UCAB también realizará la transferencia de conocimientos técnicos a las autoridades regulatorias y a los fabricantes locales a través de cursos de capacitación.

 

Link a nota: http://press.uu.nl/cooperation-between-utrecht-university-and-who-for-affordable-medicines-in-developing-countries/