Las en­fer­me­da­des que in­ves­ti­ga­ron los ga­na­do­res del No­bel de Me­di­ci­na 2015 tu­vie­ron un im­pac­to di­ver­so en la Ar­gen­ti­na. La ma­la­ria, que se trans­mi­te a tra­vés de la pi­ca­du­ra de mos­qui­tos in­fec­ta­dos, era una en­fer­me­dad muy te­mi­da ha­ce más de 60 años. Las otras dos in­fec­cio­nes pa­ra­si­ta­rias que es­tu­dia­ron los cien­tí­fi­cos pre­mia­dos, la ce­gue­ra de los ríos y la ele­fan­tia­sis, no se han pre­sen­ta­do con ca­sos au­tóc­to­nos en el país, se­gún ase­gu­ran es­pe­cia­lis­tas en en­fer­me­da­des tro­pi­ca­les.

La ma­la­ria o pa­lu­dis­mo es una en­fer­me­dad que pue­de ser mor­tal, pe­ro es pre­ve­ni­ble y cu­ra­ble con el ac­ce­so a la ar­te­mi­si­ni­na, el me­di­ca­men­to desa­rro­lla­do a par­tir de las in­ves­ti­ga­cio­nes de la cien­tí­fi­ca You­you Tu. Se­gún el Mi­nis­te­rio de Sa­lud, en la Ar­gen­ti­na, la prin­ci­pal zo­na de ries­go hoy es el nor­te de la pro­vin­cia de Sal­ta, en San Mar­tín y Orán. Des­de 2011 no se re­gis­tra­ron ca­sos au­tóc­to­nos y aho­ra se es­pe­ra que Or­ga­ni­za­ción Pa­na­me­ri­ca­na de la Sa­lud de­cla­re al país li­bre de la en­fer­me­dad.

Ha­ce 80 años, la ma­la­ria afec­ta­ba a más gen­te. Se dis­tri­buía en áreas ru­ra­les de Sal­ta, Ju­juy, Tu­cu­mán, San­tia­go del Es­te­ro, La Rio­ja, San Juan, Cha­co, For­mo­sa, Co­rrien­tes y Mi­sio­nes, y se no­ti­fi­ca­ban 200.000 en­fer­mos. Por el uso de in­sec­ti­ci­das re­si­dua­les dis­mi­nu­yó la in­ci­den­cia a 500 ca­sos por año. Des­pués si­guie­ron más ac­cio­nes de vi­gi­lan­cia, bús­que­da de pa­cien­tes fe­bri­les, diag­nós­ti­co opor­tuno, tra­ta­mien­to su­per­vi­sa­do, y ro­cia­do de vi­vien­das y se al­can­zó una re­duc­ción sig­ni­fi­ca­ti­va.

La fi­la­ria­sis lin­fá­ti­ca o ele­fan­tia­sis es una en­fer­me­dad que se pro­du­ce por la trans­mi­sión de pa­rá­si­tos a tra­vés de los mos­qui­tos. Y la on­co­cer­co­sis o ce­gue­ra de los ríos se desa­rro­lla por la ex­po­si­ción re­pe­ti­da a pi­ca­du­ras de mos­cas ne­gras in­fec­ta­das. “Nun­ca hu­bo ca­sos au­tóc­to­nos de fi­la­ria­sis lin­fá­ti­ca ni de la ce­gue­ra de los ríos en la Ar­gen­ti­na”, in­for­mó Ale­jan­dro Kro­le­wiec­ki, in­ves­ti­ga­dor del Co­ni­cet en el Ins­ti­tu­to de In­ves­ti­ga­cio­nes en En­fer­me­da­des Tro­pi­ca­les, la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal de Sal­ta, y la Fun­da­ción Mun­do Sano.