Leishmaniasis

La leishmaniasis es una enfermedad parasitaria, transmitida por la picadura de pequeños insectos voladores de hábitos nocturnos –flebótomos– que son prácticamente imperceptibles.

Hay dos tipos de leishmaniasis: la cutánea y la visceral. La cutánea provoca múltiples y graves lesiones en la piel y la visceral daña diversos órganos (especialmente el hígado y el bazo) y puede causar la muerte.

Ambas pueden afectar al hombre y encontrarse en distintos animales, tanto domésticos como silvestres, que pueden ser reservorios del parásito que produce la enfermedad. La leishmaniasis visceral representa también un problema de salud para los perros, quienes padecen la enfermedad; y detectar casos en la población canina es un signo de alerta que antecede a los casos humanos. No se contagia de persona a persona, ni de animales a personas: la transmisión se produce cuando el insecto pica a un animal o a una persona infectada y luego a una persona sana.

Investigación y prevención en puntos estratégicos

Mundo Sano trabaja en las áreas rural y urbana de puntos estratégicos de Argentina, donde lleva a cabo acciones de monitoreo de vectores para la posterior investigación en sus laboratorios. También confecciona mapas de riesgo y realiza operativos de diagnóstico en perros que conviven con seres humanos en áreas endémicas.

En 2013, Mundo Sano y la Universidad de Tucumán – ambos miembros de la Red de Investigación en Leishmaniasis (REDILA)- fueron responsables de un hallazgo inédito en el noroeste argentino: encontraron Lutzomyia longipalpis, el vector de la leishmaniasis visceral, en la periferia de Tartagal, Salta. Ambas instituciones reportaron los resultados de la investigación a las autoridades sanitarias provinciales y nacionales y se estableció un plan de trabajo con el objetivo de conocer el nivel de riesgo de transmisión urbana de Lu longipalpis en la región.

Asimismo, en Clorinda y Pampa del Indio también se realizan acciones de mapeo y control. Los datos recogidos son compartidos y volcados en un mapa nacional elaborado por la Red de Investigación de la Leishmaniasis en Argentina (REDILA) y el Programa Nacional de Leishmaniasis del Ministerio de Salud de la Nación.

¿Qué es la leishmaniasis visceral?

Es una enfermedad parasitaria que suele presentarse en áreas urbanas y se transmite a través de la picadura de un flebótomo, un pequeño insecto volador de hábitos nocturnos, conocido popularmente como torito, plumilla o carachay.

El flebótomo
La Leishmaniasis visceral afecta órganos del cuerpo y puede causar la muerte si no es tratada a tiempo. Los animales domésticos, en especial los perros, también pueden desarrollar la enfermedad.

leishmaniasis_mundo_sano

La leishmaniasis visceral no se contagia entre personas, ni de animales a personas. Sólo se transmite mediante la picadura del flebótomo.

Cómo viven los flebótomos

DÓNDE:Son insectos voladores, de hábitos nocturnos que suelen medir entre 2 y 3 milímetros. Sus crías se desarrollan en suelos húmedos con abundante materia orgánica (hojarasca, frutos, basura)
CÓMO:Los machos adultos se alimentan de jugos vegetales y la hembra de sangre: éstas son las que transmiten el parásito Leishmania infantum, agente causante de la enfermedad.
CUÁNDO:Pican entre el atardecer y el amanecer. Durante el día se encuentran en las grietas de los troncos y paredes, en lugares húmedos, sombreados y cubiertos de vegetación.

Transmisión y síntomas

El ciclo de transmisión de la leishmaniasis visceral comienza cuando un flebótomo pica a un perro infectado y luego a una persona o a un perro sano. Como la aparición de los síntomas no es inmediata, se recomienda estar atento y consultar al médico.

Síntomas:En el perro

  • • Perdida del pelo o descamación
  • • Pérdida de peso
  • • Úlceras (lesiones en la piel)
  • • Decaimiento
  • • Ganglios inflamados
  • • Uñas deformadas y alargadas
  • • Inflamación hígado (Hepatomegalia)
  • • Inflamación del brazo (Esplenomegalia)

Si su perro tiene alguno de estos síntomas, consulte al veterinario.

En las personas

  • • Malestar general
  • • Importante perdida de peso
  • • Fiebre durante más de 15 días
  • • Pérdida del apetito
  • • Inflamación hígado (Hepatomegalia)
  • • Inflamación del brazo (Esplenomegalia)

cuadro-sintomas

btn