La enfermedad de Chagas

Mundo Sano impulsa una serie de acciones comunitarias para prevenir, diagnosticar y tratar la enfermedad de Chagas, un mal que -según cifras de la Organización Panamericana de la Salud (OPS)- afecta entre 8 y 10 millones de personas en todo el mundo.

Es producida por el Trypanosoma cruzi, un parásito que transmiten las vinchucas, insectos que se alimentan de sangre y habitan principalmente en zonas rurales y periurbanas de Latinoamérica. Otras vías de transmisión son las transfusiones de sangre, los trasplantes de órganos y la transmisión madre–hijo durante el embarazo.

En la Argentina, Mundo Sano realiza actividades de prevención en puntos estratégicos: en Añatuya, Santiago del Estero, lleva adelante acciones de vigilancia y control entomológico en el área urbana y desde 2005 desarrolla el programa de mejoramiento sanitario de viviendas rurales.

Las iniciativas de Mundo Sano –avaladas por más de veinte años de trayectoria– se desarrollan en estrecho contacto con las comunidades intervenidas, con total comprensión y respeto de sus hábitos y costumbres.

El diagnóstico y tratamiento de la enfermedad

Como parte de este proyecto, Mundo Sano desarrolla acciones de diagnóstico y tratamiento de la enfermedad de Chagas en el Departamento Avellaneda de Santiago del Estero, en el área urbana de Pampa del Indio, Chaco, y en la zona rural de La Plata, provincia de Buenos Aires. En todos los casos cuenta con el apoyo de las autoridades sanitarias locales.

La labor de Mundo Sano ha llegado también a España para abordar la problemática de la enfermedad de Chagas en las comunidades de migrantes latinoamericanos. Allí realiza tareas de prevención, capacitación, diagnóstico y tratamiento y lanzó el programa Madres comprometidas con la enfermedad de Chagas, con el objetivo de formar a mujeres infectadas para que oficien de mediadoras interculturales y puedan ayudar en el trabajo que la fundación realiza junto con diversos centros de salud.

En ese país y otros sin presencia del vector que reciben inmigrantes, el riesgo principal es la transmisión de tipo “vertical”, es decir, trasplacentaria (de madre a hijo por nacer durante el embarazo); siempre y cuando se realice un adecuado control de los procesos de donación de sangre y trasplantes de órganos.

En el marco de este proyecto, a fines de 2011, se enfrentó con un nuevo desafío: debido a una importante crisis mundial de producción del benznidazol, la principal droga para tratar el Chagas, la fundación convocó, junto al Ministerio de Salud de la Nación, a las compañías farmacéuticas Maprimed y Elea para desarrollar este medicamento íntegramente en el país. Así, en marzo de 2012, se anunció la producción local del benznidazol y su disponibilidad; Y desde 2013 todos los países de América pueden acceder a él, a través del fondo estratégico de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Además, el benznidazol –considerado como “medicamento esencial”, por la Organización Mundial de la Salud (OMS) – se exportó a España, Australia, Italia, Suiza y Panamá.

Por otra parte, Mundo Sano firmó un acuerdo con Drugs for Neglected Diseases iniciative (DNDi) para que Elea sea el segundo productor mundial de la formulación pediátrica del benznidazol. La importancia de esta iniciativa reside en la evidencia que demuestra que la detección y el suministro el de tratamiento en niños infectados con la enfermedad de Chagas son clave: 9 de cada 10 niños tratados durante el primer año de vida se curan.

La enfermedad

El parásito
La enfermedad de Chagas es producida por el parásito –el Trypanosoma cruzi– que transmiten las vinchucas. Estos insectos se alimentan de sangre y pueden medir hasta tres centímetros.

 

 

 

 

 

chagas_mundo_sano

¿Cómo se transmite?

Cuando una persona es picada por una vinchuca infectada, ésta se alimenta e inmediatamente defeca sobre la piel. Al rascarse, se provocan lesiones que facilita el ingreso del parásito al organismo.

A través de transfusiones de sangre infectada o trasplantes de órganos infectados.

Durante el embarazo, una mujer infectada puede transmitir la enfermedad a su hijo por nacer: es fundamental realizar estudios diagnósticos a las embarazadas y los recién nacidos.

¿Dónde se contrae la enfermedad?

Las vinchucas suelen vivir en el interior de las viviendas, especialmente en las grietas de paredes y techos, donde se reproducen. Por eso, es habitual que mucha gente se infecte en su propia casa –particularmente mientras duerme- ya que la vinchuca tiene hábitos nocturnos. Además, pueden refugiarse entre cajas de cartón, ropa acumulada, debajo de colchones, entre objetos en desuso, roja vieja y grietas. También habitan en enramadas, trojas, corrales, gallineros y leñeras.

La enfermedad no se transmite de persona a persona.
El parásito que produce la enfermedad –Trypanosoma cruzi– puede infectar
a niños adultos y animales domésticos.

Control y vigilancia: un trabajo de todos

Para luchar contra la enfermedad de Chagas debemos eliminar a las vinchucas de nuestros hogares. Por eso, es muy importante:

chagas_mundo_sano2

Ante la aparición de vinchucas o la detección de sus rastros, haga la denuncia para que se realice el tratamiento con insecticidas en la vivienda. El rociado no asegura que una comunidad quede libre de vinchucas en forma permanente. Las acciones de vigilancia deben realizarse en todas las viviendas, aunque no se haya detectado vinchucas.

btn