Consorcio Vacuna Zika

El 1° de febrero de 2016 la Organización Mundial de la Salud declaró la epidemia del virus del Zika como “Emergencia de salud de interés internacional”. Desde enero de 2007 a septiembre de 2016, 73 países y territorios reportaron transmisión del ZIKV.
Mundo Sano cuenta con más de 20 años de experiencia en la prevención de enfermedades olvidadas (específicamente las transmitidas por vectores) y capacidad de generar alianzas con diferentes socios (privados, públicos, académicos, empresas relacionadas con la industria) para contribuir con la salud de las personas.

A partir de un enfoque de colaboración internacional, Sinergium Biotech, Mundo Sano y Protein Sciences impulsaron la formación de un consorcio internacional innovador de vacuna contra el ZIKV, al que se sumaron empresas como Liomont y UMN Pharma, con el objetivo de desarrollar y conseguir la aprobación regulatoria de una Vacuna contra el ZIKV y además, utilizar la plataforma de Baculovirus/proteína recombinante (BEVS), tecnología limpia con enfoque de ensayos clínicos.

Participantes y aportes:

graficos-02


Este proyecto de trabajo en la vacuna contra el Zika, incluye las siguientes etapas:

graficos-01Los resultados de los estudios pre clínicos llevados adelante en ratones, mostraron un buen perfil de seguridad y la generación de anticuerpos neutralizantes contra el virus. A partir de este avance, los investigadores estiman comenzar con los estudios clínicos en humanos en abril de 2017. Esta etapa en el desarrollo se llama “Fase I” y refiere a la primera introducción de una vacuna en etapa experimental en una población humana para determinar inicialmente su seguridad y sus efectos biológicos, incluida la inmunogenicidad. Esta fase puede incluir estudios de dosis y vías de administración y generalmente involucra a menos de 100 voluntarios. La “fase II” se refiere a los estudios iniciales para determinar la eficacia de la vacuna en un número limitado de voluntarios (generalmente entre 200 y 500); esta fase se centra en la inmunogenicidad. Mientras que Los estudios de “fase III” tienen como objetivo evaluar de forma más completa la seguridad y la eficacia en la prevención de la enfermedad e involucra una mayor cantidad de voluntarios que participan en un estudio multicéntrico adecuadamente controlado.

Si bien aún no está definido el protocolo de investigación, sin duda será de suma importancia la incorporación personas de América Latina dada la alta incidencia de la enfermedad en esta población.

 
La vacuna

Esta vacuna está compuesta por una proteína purificada denominada “proteína E” que coincide con una proteína que naturalmente se encuentra en la superficie del virus Zika.  Según los primeros resultados arrojados en los estudios preclínicos con ratones, la  proteína purificada formulada en laboratorio provoca fuertes niveles de anticuerpos neutralizantes, lo cual es un indicador positivo de que la vacuna protegerá contra la infección por el virus zika. Además, la vacuna en investigación demostró buenos resultados de seguridad en un estudio toxicológico patrocinado por el Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de los Institutos Nacionales de Salud (National Institute of Allergy and Infectious Disease, National Institutes of Health) a través de su programa de apoyo preclínico.

La vacuna en desarrollo es del tipo recombinante. Para su producción se utilizarán células de insecto infectadas con un baculovirus (virus que solamente infecta a las células de insecto, no patógeno para humanos) que contiene la información genética de la proteína E del virus del Zika. Esta  modalidad de desarrollo proporciona un método de producción rápido y seguro (ya que no utiliza virus patógeno para su producción). Es además una tecnología con una larga y comprobada trayectoria en la producción de proteínas complejas y es usada actualmente en la elaboración de otras vacunas tanto veterinarias como humanas aprobadas en varios países del mundo. Una vez instalada en el país esta tecnología permitirá no solo el desarrollo de la vacuna de Zika sino a futuro, el desarrollo de nuevas vacunas para prevención o tratamiento de otras enfermedades.