Mundo Sano en los medios

Silvia Gold, una heroína contra el chagas

 

La presidenta de la Fundación Mundo Sano tiene un objetivo ambicioso: que todas las mujeres en edad fértil reciban diagnóstico y tratamiento para la enfermedad

Si los superhéroes utilizan sus poderes para salvar el mundo de sus temibles enemigos, Silvia Gold (Buenos Aires, 1948) emplea los suyos para dar visibilidad a las enfermedades desatendidas, aquellas que padecen 1.600 millones de personas, pero lejos de España -se reservan a los países pobres, a excepción de las tres grandes (sida, malaria y VIH)-. Y sus habilidades dan para mucho; su misión dura ya cuatro décadas, un tiempo en el que ha logrado hitos como incluir la enfermedad del Chagas en la Declaración de Londres sobre las enfermedades desatendidas y crear un consorcio público-privado para producir el fármaco de referencia para tratar este mal, el benznidazol. Su reto ahora es visibilizar esta patología para que las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y al tratamiento temprano, con el objetivo final de ganar la última partida para 2030, que para entonces no nazca ningún bebé con la enfermedad de Chagas.

A Gold se la conoce por ser una de las grandes activistas mundiales contra las enfermedades de la pobreza, pero cuando habla de su trabajo no lo hace en singular. Utiliza el plural porque, a lo largo de su trayectoria vital y profesional, siempre se ha mantenido unida al cordón umbilical de la familia. Bioquímica de profesión, se casó con el médico Hugo Sigman y, poco tiempo después de la boda, el golpe militar del general Eduardo Viola de 1976 obligó a la pareja a exiliarse a Barcelona. Allí crearon la empresa Chemo, un laboratorio para producir fármacos de calidad a un precio asequible.

En los años ochenta, con la democracia ya restaurada en Argentina, el matrimonio Sigman Gold regresó a su país y fundó el grupo Insud, una compañía que aglutina empresas de ciencias de la vida, agroforestales, culturales y de diseño. Poco antes del cambio de milenio, en 1998, Gold asumió la presidencia de la Fundación Mundo Sano. Su padre, el doctor Roberto Gold, la había creado cinco años antes con el fin de facilitar el acceso al tratamiento y mejorar la vida de los afectados por la enfermedad de Chagas, una parasitosis endémica en América Latina. No es un mal ajeno a su contexto familiar, puesto que Argentina es uno de los países con más casos.

Sin embargo, Gold comprendió pronto que poner el foco en un solo problema limita las opciones de acción. “Extendimos nuestra misión al concepto de enfermedades desatendidas para tener una visión más amplia”, apunta. “Trabajamos en parásitos intestinales que tienen una presencia mucho más extensa en el mundo y también en el control del mosquito Aedes, que transmite el dengue, el zika, el chikunguya, la fiebre amarilla…” Es su manera de tener una visión más global de un problema de salud pública que algunos postulan que podría solucionarse acabando con los mosquitos.

En los años de lucha contra la enfermedad de Chagas, los casos fueron disminuyendo gracias a los progresos en el control del insecto (vinchuca) que transmite el parásito, el Trypanosoma cruzi. “La Organización Panamericana de la Salud promovió iniciativas para frenar el vector que funcionaron bien. Además, mejoró mucho la vigilancia de los bancos de sangre y se redujo el contagio a través de transfusiones”, recuerda Gold. Pero las alarmas saltaron en 2010 al declararse el desabastecimiento mundial de benznidazol, uno de los dos fármacos para tratar el Chagas (el otro es nifurtimox, fabricado por Bayer). “Yo estaba en Barcelona, en el Congreso Europeo de Medicina Tropical, cuando Médicos Sin Fronteras publicó un boletín anunciando que, por falta de stock, no había que incluir a más pacientes para el tratamiento con benznidazol”, cuenta la científica. “Nos provocó un sentimiento de rebeldía y decidimos luchar contra la situación”, dice. La lucha dio sus frutos.

Una alianza para frenar la carestía

Bajo el liderazgo de la bioquímica, Mundo Sano y Laboratorios ELEA-Phoenix promovieron una alianza estratégica entre el sector público y el privado para producir benznidazol en Argentina, donde viven más de un millón y medio de afectados. “El medicamento se aprobó en el país en enero de 2012, y desde allí se abasteció a muchos países, entre ellos España “, donde la Agencia Española del Medicamento concedió su aprobación el mismo año. “La Fundación Bill y Melinda Gates nos invitó a participar en la Declaración de Londres”, –fue ese mismo año, y se trata de una iniciativa conjunta entre la Fundación Gates y la Organización Mundial de la Salud-, lo que hace de Mundo Sano la única organización latinoamericana de la Uniting to Combat”, un programa para luchar contra las enfermedades tropicales desatendidas. Para Gold, la inclusión en esta alianza fue una gran oportunidad.

La familia Gold había conseguido dar visibilidad al Chagas pero, en lugar de conformarse con su logro, intensificó el trabajo. El nuevo interés “era facilitar el acceso al tratamiento en Estados Unidos (un país en el que hay unas 300.000 personas con chagas) porque el fármaco estaba sujeto a muchas restricciones y era el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (de EE.UU) el organismo que lo distribuía, a pacientes incluidos en protocolos”, prosigue la presidenta de Mundo Sano. Los especialistas norteamericanos presionaron a las autoridades sanitarias pidiendo la aprobación del benznidazol y, en 2017, la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) la concedió. “Fue un momento de gran crecimiento porque, aunque ya teníamos una trayectoria de reconocimiento al compromiso, coherencia y valores, la aprobación de la FDA nos dio mucha credibilidad y se nos abrieron muchas puertas. Empezamos a jugar en primera división”, afirma Gold con orgullo.

No fue por casualidad. Los éxitos de Mundo Sano son consecuencia de trabajar con una estrategia planificada y con el enfoque científico que siempre ha estado presente en la vida de Silvia Gold: “La bioquímica me dio algo medular para el trabajo en la Fundación. Me gusta la ciencia y la salud, y formar parte de los equipos de trabajo cuando se debaten los proyectos, sentarme con los investigadores y discutir las preguntas -que es lo más importante, asegura-. Me emociona ver los resultados, unas veces buenos y otras malos, pero de todos se aprende y se avanza”. No es la única persona con un punto de vista similar, hay muchos memes que ensalzan el lado positivo del fracaso.

El objetivo, ninguna mujer en edad fértil sin tratamiento

El Chagas es traicionero porque en la fase aguda es suave y en la asintomática puede pasar desapercibido, cronificarse y provocar graves alteraciones digestivas, neurológicas y cardiacas (aparecen en el 30% de los enfermos crónicos). Crear visibilidad es el compromiso que ha asumido Mundo Sano para 2019, para conseguir “que todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y reciban tratamiento”, un propósito que se extiende a sus bebés. Se trata de cortar la transmisión vertical de la enfermedad, la que acontece entre la madre y el feto, porque actualmente es la vía más frecuente de contagio.

“Creemos que ya se han dado las condiciones para cambiar la enfermedad. Todo lo que hemos hecho ha cristalizado y es el momento de dirigirnos a otro público”, que no es otro que los enfermos. Lo primero es, dice Goldconvencer a la gente para que pierda la vergüenza y comprenda que es una enfermedad provocada por un parásito, que tiene cura y pida el tratamiento.

Una vez más, la argentina recurre a sus poderes para ganar visibilidad y ha buscado nuevos socios entre organizaciones médicas y humanitarias, como Cáritas. “Trabajamos con sociedades médicas, especialmente con la de ginecología, porque una mujer tratada ya no transmite la infección durante el embarazo”, dice. Y lamenta: “Me parece imperdonable que no se haga la prueba de detección del chagas a las mujeres en edad fértil que van al ginecólogo, y que a las afectadas no se les dé el tratamiento. Así se cortaría la transmisión vertical”. Su propuesta es hacer la prueba para detectar la enfermedad a todas las niñas de países endémicos y a las inmigrantes que proceden de zonas que lo son. El test es sencillo y barato, y se hace al tiempo que un análisis de sangre normal. Si se detecta que una mujer está infectada, la recomendación es estudiar al resto de familiares, incluidos los varones.

España es uno de los países no endémicos donde viven más afectados, entre 50.000 y 100.000, según datos de Mundo Sano. Con el apoyo de algunos hospitales y de Cáritas, se han organizado charlas formativas a personas para que hablen del chagas con las embarazadas y en barrios con una fuerte presencia latina. “En los actos más concurridos hemos llegado a tener cerca de 700 asistentes, aunque lo más normal es que sean unos 300”. De estos, se calcula que puedan estar afectados alrededor de 80, aunque “van a la consulta 60 y sólo la mitad hace el tratamiento”. Gold es consciente de que un número importante de afectados se pierden en el camino, pero no se resigna: “No queremos que sea así y hemos empezado a cambiar de estrategia. Lo primero ha sido incorporar una enfermera”. Y concluye: “No buscamos culpables, sino cambiar las cosas. Estamos convencidos de que esto tiene solución”, y el primer paso es “intentar entender en lo que fracasamos para y luego corregirlo”.

ALIADOS ESTRATÉGICOS CONTRA EL CHAGAS

Conscientes del papel que le corresponde a cada actor en la lucha contra esta parasitosis, la Fundación asume la tarea de promover la colaboración público privada para agilizar las iniciativas. “No creemos que una organización privada pueda cambiar la salud pública”, reconoce Gold. Además, como la imagen es un potente aliado para aumentar la visibilidad, Mundo Sano ha grabado un vídeo que muestra diferentes modelos de mujeres y por qué tienen que hacerse la prueba de la enfermedad de Chagas. El vídeo se emitirá en pantallas de lugares públicos y a través de las redes sociales con la aspiración de que sea viral.

Este despliegue de actividad se justifica por la evidencia de que existe un tratamiento que cura la enfermedad. “La eficacia del benznidazol en adultos y bebés es del 100%, y del 80% en jóvenes infectados durante la infancia, un resultado por encima de los valores considerados coste razonables para un fármaco”. Así pues, Mundo Sano ha diseñado un minucioso plan que le permita cumplir el compromiso de que la enfermedad de Chagas gane visibilidad en 2019 y que todas las mujeres en edad fértil tengan acceso al diagnóstico temprano y al tratamiento. Silvia Gold tampoco se da por satisfecha con este reto, ella aspira a todo: “Lograr que en 2030 no nazca ningún bebé con chagas”.

Fuente: elpais.com

 

 

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Noticias de Mundo Sano

Presentamos la campaña “Ningún bebé con Chagas”

 

La campaña “Ningún bebé con Chagas” asume el compromiso de visibilizar esta enfermedad injusta para lograr que todos los bebés nacidos con Chagas, contraído por transmisión durante el embarazo de su madre infectada, y todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y al tratamiento.

Gracias a los progresos en el control vectorial y transfusional, una de las vías de transmisión más importantes en la actualidad es la vía vertical o congénita, es decir, una madre infectada puede transmitir el Chagas a su hijo durante el embarazo. Cada año nacen 9.000 bebés infectados, uno cada hora, y la mayoría no acceden al diagnóstico ni al tratamiento. Por eso, la campaña tiene como finalidad lograr que en 2030 ningún bebé nazca con Chagas, es decir, que el 100% de las mujeres en edad fértil hayan sido diagnosticadas y tratadas.

 


Presentación de la campaña en España

 

Mundo Sano presentó un Compromiso al que se invita a diferentes organismos y personalidades a adherirse para cambiar la realidad de esta enfermedad. Para Silvia Gold, Presidente de la Fundación: “Hoy nos encontramos en una nueva etapa porque disponemos de herramientas de diagnóstico y tratamiento, y porque hay consensos científicos, además de guías clínicas avaladas por la OMS, que demuestran que el tratamiento funciona, especialmente en niños, jóvenes y mujeres en edad fértil”.

El Chagas tiene hoy un alcance global con 8 millones de personas de las cuales 1,2 millones son mujeres en edad fértil. Y cada año 9.000 bebés nacen con la enfermedad. En Argentina, se estima que hay 7 millones de personas en riesgo de contraer la enfermedad y 1,6 millones de infectados, mientras que, debido a los recientes flujos migratorios, hay entre 50.000 y 100.000 personas infectadas en España y 300.000 en los Estados Unidos.

 


Presentación de la campaña en Argentina

 

Con esta campaña, Mundo Sano está decidida a contribuir a la eliminación de la enfermedad de Chagas. “El Chagas es un problema de salud pública que nos involucra a todos como sociedad. Estudios recientes demuestran que el diagnóstico y tratamiento de las niñas y las mujeres en edad reproductiva previene eficazmente la transmisión congénita, por eso nada más injusto que un bebé afectado por una enfermedad que tiene tratamiento”, destaca Gold.

Ningún Bebé con Chagas se enfoca en el control de la transmisión materno infantil, alineada con las estrategias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Y apunta a los logros alcanzables de salud en 2030, tal como está previsto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Con el reto de lograr que todos los bebés nacidos de madre con Chagas y todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y tratamiento, pusimos a disposición ningunbebeconchagas.com donde todo el que quiera puede ayudar y firmar el compromiso para que en 2030 “Ningún Bebé con Chagas” sea una realidad.

 

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Lanzan una campaña para que ningún bebé nazca con Chagas en Argentina

 

Busca que todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y tratamiento. En la Argentina, cada seis horas nace un bebé con Chagas.

En la Argentina por lo menos un millón y medio de personas están infectados con Chagas, una enfermedad potencialmente mortal causada por el parásito Trypanosoma cruzi. Existen varias formas de contagio:

  • Las más conocidas son a través de la vinchuca
  • Por transfusiones sanguíneas

Sin embargo, gracias a los progresos en el control vectorial y transfusional, una de las vías de transmisión más importantes en la actualidad es la vía vertical o congénita, es decir, una madre infectada que transmite el Chagas a su hijo durante el embarazo.

Esta forma de contagio está creciendo vertiginosamente y ya representa cerca del 40% de los casos. Cada año nacen en el mundo 9.000 bebés infectados, uno cada hora. En la Argentina se estima que son entre 1.300 y 1.500, pero solo se logra diagnosticar y tratar a un tercio de ellos.

Con el objetivo que en el año 2030 todos los bebés que nazcan con la enfermedad puedan tratarse y curarse, así como lograr que todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y tratamiento, la Fundación Mundo Sano lanzó la campaña “Ningún bebé con Chagas”, que asume el compromiso de visibilizar esta enfermedad.

“Los pacientes hoy todavía no son diagnosticados. Esto se debe y se puede cambiar. La campaña se enfoca en el bebé porque la mamá infectada le puede transmitir la enfermedad a su hijo durante el embarazo y pensamos que esto debe ser lo primero a cambiar, terminar con la transmisión materno-infantil”, le dijo a PERFIL Silvia Gold, presidenta de la Fundación Mundo Sano.

En la Argentina por la ley, la realización del test de Chagas es obligatorio para las mujeres embarazadas. Pero no siempre se hace o cuando se hace, la mamá no recibe la suficiente información sobre qué hacer si el test da positivo y cómo acceder al tratamiento.  “El Chagas es una enfermedad que está silenciosa mucho tiempo, pero que cuando evoluciona hace una enfermedad muy severa. Diagnosticarla a tiempo es prevención”, sostuvo Gold.

La campaña apunta a que las mujeres en edad fértil sean diagnosticadas y tratadas antes de su primer embarazo. Para eso, se está trabajando con médicos ginecólogos para que soliciten el test diagnóstico, una prueba de sangre sencilla. “Ana iba a heredar el Chagas que su mamá tenía. Tenía porque antes de quedar embarazada decidió hacerse el tratamiento y se curó. Por eso Ana ahora va heredar la sonrisa de su mamá, sus ojos y no el Chagas”, relata el spot de la campaña.

La enfermedad de Chagas puede tratarse con benznidazol, y también con nifurtimox, que matan al parásito. Ambos medicamentos son eficaces casi al 100% para curar la enfermedad si se administran al comienzo de la infección en la etapa aguda, incluso en los casos de transmisión congénita. El año pasado la Anmat aprobó una presentación pediátrica del benznidazol. 

“Desde finales del año pasado está aprobada la dosis adecuada para el tratamiento en bebés. Por primera vez en mucho tiempo, están publicadas por la OPS las guías de tratamiento para el paciente infectado. Esto crea una situación de respaldo y una oportunidad de cambiar la situación de la enfermedad”, explicó Gold.

Todo el que quiera puede ayudar y firmar el compromiso para que en 2030 “Ningún Bebé con Chagas” en: www.ningunbebeconchagas.com. Ayer, durante el lanzamiento de la campaña Luis Pesceti y Carla Peterson fueron los primeros adherir al compromiso.

Fuente: https://www.perfil.com/noticias/ciencia/lanzan-una-campana-para-que-ningun-bebe-nazca-con-chagas-en-el-pais.phtml

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

“Ningún bebé con Chagas”: una campaña busca erradicar la transmisión vertical para 2030

 

Cada hora nace en el mundo un bebé que contrajo la enfermedad en el vientre de su mamá. Y se estima que anualmente son 9 mil los infectados por esta vía. La iniciativa pretende que puedan tratarse y curarse, así como lograr que todas las mujeres en edad fértil puedan acceder al diagnóstico y tratamiento.

La fundación Mundo Sano presentó la campaña “Ningún bebé con Chagas” que asume el compromiso de visibilizar esta enfermedad injusta para lograr que todos los bebés nacidos con Chagas contraído por transmisión durante el embarazo de su madre infectada y todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico, así como el tratamiento de las positivas.

Gracias a los progresos en el control vectorial y transfusional, una de las vías de transmisión más importantes en la actualidad es la vía vertical o congénita, es decir, una madre infectada puede transmitir el Chagas a su hijo durante el embarazo.

Cada año nacen 9 mil bebés infectados, uno cada hora, y la mayoría no acceden al diagnóstico ni al tratamiento. Por eso, la campaña tiene como finalidad lograr que en 2030 ningún bebé nazca con Chagas, es decir, que el 100% de las mujeres en edad fértil hayan sido diagnosticadas y tratadas.

En la Argentina se estima que hay 7 millones de personas en riesgo de contraer Chagas y 1,6 millones de infectados

Para ello, Mundo Sano invitó a diferentes organismos y personalidades a adherirse a su compromiso para cambiar la realidad de esta enfermedad.

“Hoy nos encontramos en una nueva etapa porque disponemos de herramientas de diagnóstico y tratamiento, y porque hay consensos científicos, además de guías clínicas avaladas por la Organización Mundial de la Salud, que demuestran que el tratamiento funciona, especialmente en niños, jóvenes y mujeres en edad fértil”. Silvia Gold es la presidente de la fundación Mundo Sano y resaltó que “estudios recientes demuestran que el diagnóstico y tratamiento de las niñas y las mujeres en edad reproductiva previene eficazmente la transmisión congénita, por eso nada más injusto que un bebé afectado por una enfermedad que tiene tratamiento”.

El Chagas tiene hoy un alcance global con 8 millones de personas de las cuales 1,2 millones son mujeres en edad fértil. En la Argentina se estima que hay 7 millones de personas en riesgo de contraer Chagas y 1,6 millones de infectados.

Con esta campaña, la fundación Mundo Sano está decidida a contribuir a la eliminación de la enfermedad de Chagas. “El Chagas es un problema de salud pública que nos involucra a todos como sociedad”, destacó Gold.

“Ningún Bebé con Chagas” se enfoca en el control de la transmisión maternoinfantil, alineada con las estrategias de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Y apunta a los logros alcanzables de salud en 2030, tal como está previsto en los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

El Chagas (o tripanosomiasis humana americana) es una enfermedad de las llamadas “olvidadas” o “desatendidas” causada por el parásito Trypanosoma cruzi; afecta a entre 6 y 8 millones de personas y es endémica en 21 países de Latinoamérica, donde unos 70 millones de personas viven en áreas de riesgo. No obstante, con el aumento de las migraciones y los viajes internacionales, también se están declarando casos en Estados Unidos, Europa, Australia y Japón. Aunque en los últimos 30 años se avanzó mucho gracias al control vectorial en los países endémicos, existe una gran brecha en la disponibilidad y acceso al diagnóstico y tratamiento; se cree que más de 95% de los infectados desconocen su estado y por supuesto tampoco han recibido tratamiento.

En la Argentina el estudio para detectar la enfermedad en la madre embarazada es obligatorio y se realiza masivamente

Se trata de una enfermedad asociada a la extrema pobreza. El vector que transmite el T.cruzi es un insecto conocido como triatomino, o llamado popularmente vinchuca, chinche picuda o barbeiro según la zona geográfica. Este insecto vive en las grietas de paredes y techos de las viviendas construidas con ladrillos de adobe, ramas o paja, es decir las viviendas más precarias

Si bien la forma principal de transmisión del Chagas sigue siendo el contacto con la vinchuca, el insecto que porta el parásito, desde la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) advirtieron un importante crecimiento de la transmisión perinatal, es decir, durante el embarazo o en el momento del parto, que representaría actualmente cerca del 40% de los casos.

Pese a que en la Argentina el estudio para detectar la enfermedad en la madre embarazada es obligatorio y se realiza masivamente, por falta de seguimiento posterior y ausencia de controles, se estima que luego del parto se detecta apenas uno de cada tres niños que contrajeron Chagas por esta vía.

¿Cómo sumarse a la iniciativa?

Mundo Sano pone a disposición la web de la campaña, donde todo el que quiera puede ayudar y firmar el compromiso para que en 2030 “Ningún Bebé con Chagas” sea una realidad.

Además, compartiendo en las redes sociales el hashtag #NingúnBebéConChagas también es otra forma de colaborar.

Fuente: https://www.infobae.com/salud/2019/03/27/ningun-bebe-con-chagas-una-campana-busca-erradicar-la-transmision-vertical-para-2030/

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Cada 6 horas nace un bebé con Chagas en el país y lanzan una campaña para evitarlo

 

Un millón y medio de argentinos sufren la enfermedad. Buscan prevenir la transmisión de madre a hijo, que causa el 40% de los casos.

Un millón y medio de argentinos tienen Chagas. Por año, en el país nacen 1.500 bebés con esta enfermedad. Uno cada 6 horas. Para tratar de reducir ese número, una campaña global busca darle visibilidad al tema.

“Ningún bebé con Chagas” apunta a las mujeres en edad fértil, porque una de las vías de transmisión más importantes de la enfermedad es la vertical o congénita, es decir, cuando una madre se la transmite a su hijo durante el embarazo.

De hecho, la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) advirtió en un informe reciente que la transmisión perinatal -durante el embarazo o al momento del parto- se encuentra en crecimiento y que ya representa cerca de 4 de cada 10 casos nuevos. Además, señalaron que sólo se detecta el 30%.

“Esta es una campaña de visibilidad. Creemos que llegó el momento de dar un mensaje masivo, sencillo y claro, a la sociedad. El pedido es que se divulgue, para llegar a los pacientes y médicos. Que esta enfermedad salga a la luz“, dijo a Clarín Silvia Gold, presidente de la fundación Mundo Sano, que impulsó la iniciativa.

Lanzaron un emotivo video que, en sólo un minuto y medio, busca generar impacto. Cuenta la historia de Ana, una beba que iba a heredar el Chagas que tenía su mamá. “Tenía, porque antes de quedar embarazada, decidió hacerse el tratamiento y se curó“, cuenta una voz en off.

demás del spot, la campaña cuenta con el sitio Ningunbebeconchagas.com, donde se puede firmar el compromiso para el año 2030. También invita a compartir en redes con el hashtag #NingúnBebéConChagas.

Se busca que, para el 2030, todos los bebés que nazcan con la enfermedad puedan tratarse y curarse, así como lograr que todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y tratamiento.

“Consideramos que cambió el momento en la historia de la enfermedad de Chagas. Tenemos una mirada optimista, creemos que se avanzó en cosas importantes”, dice Gold. “Hay un escenario en el que el medicamento está disponible y las indicaciones de qué se hace con el paciente son claras”, agrega.

“Están publicadas las guías de tratamiento del paciente infectado. Fue algo que en la historia de la enfermedad de Chagas se discutió mucho. ¿Se trata? ¿No se trata? Hoy está publicada por la Organización Panamericana de la Salud y en marzo el Ministerio de Salud argentino lo publicó como resolución“, subraya Gold.

Los tratamientos disponibles

La campaña busca que la mujer joven que tiene Chagas, antes de quedar embarazada, haga el tratamiento. Para que, cuando quede embarazada, no se lo transmita al bebé.

Con ese fin, existen dos drogas en Argentina: el benznidazol y el nifurtimox. Hay un programa del Ministerio de Salud que las entrega en forma gratuita a todas las pacientes.

Si un niño nace infectado, también debe recibir tratamiento. Desde algunos meses, están disponibles y aprobados en la Argentinalos comprimidos de benznidazol para los bebés positivos.

Cómo se diagnostica

Se puede diagnosticar durante el embarazo. Se hace a través de un estudio de sangre, conocido como “prueba de Chagas”. En Argentina, es obligatorio por ley. “Se realiza, pero no en el 100% de los casos. En hospitales públicos, el cumplimiento es del 70%“, dice Gold, quien agrega que también lo cubren las obras sociales.

“La mayoría de los médicos lo piden, pero a alguno se le puede pasar. Nosotros estamos difundiendo que la mujer embarazada lo reclame. Además, cuando el doctor le lleva el resultado, la mujer tiene que aprender a preguntar: ‘Doctor, ¿me dio positiva la prueba de Chagas? ¿Qué hago después? ¿Me van a tratar?’“, recomienda.

Una enfermedad urbana

El Chagas es una enfermedad producida por el Trypanosoma cruzi, un parásito que transmiten las vinchucas, insectos que se alimentan de sangre.

Las vinchucas habitan principalmente en zonas rurales y periurbanas. Pero las corrientes migratorias han convertido al Chagas en una enfermedad urbana: la mayor parte de los infectados viven en ciudades.

En el mundo, cada año nacen 9.000 bebés infectados año, uno cada hora, y la mayoría no accede al diagnóstico ni al tratamiento.

El Chagas tiene hoy un alcance global con 8 millones de personas, de las cuales 1,2 millones son mujeres en edad fértil.

En Argentina hay aproximadamente 7 millones de personas en riesgo de contraer Chagas, 1,6 millones de infectados y 1.300 bebés nacen cada año con la enfermedad, según datos de OPS/OMS.

Fuente: https://www.clarin.com/sociedad/horas-nace-bebe-chagas-pais-lanzan-campana-evitarlo_0_1sWKVUzT_.html

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Intentarán eliminar el Chagas congénito en una década

 

Lanzan una campaña para evitar la transmisión de madre a hijo; se estima que en el mundo cada año nacen 9000 chicos con la enfermedad; en el país, es uno cada seis horas

Cada hora nace un bebé con Chagas en alguna parte del mundo, una cifra que ronda los 9000 anuales. En la Argentina, el país con el mayor número total de personas infectadas por el Trypanosoma cruzi , esa cantidad ronda los 1400 por año, o casi cuatro por día. Uno cada seis horas.

Estas cifras son injustificables, especialmente si se tiene en cuenta que existen métodos de diagnóstico y tratamiento efectivos. Para reducir ese número a cero en la próxima década, la Fundación Mundo Sano lanzó ayer una campaña centrada en las mujeres y los recién nacidos.

Ningún bebé con Chagas, tal el nombre de la iniciativa, tiene como objetivo que de aquí a 2030 todos los bebés que nazcan con la enfermedad puedan tratarse y curarse, así como que todas las mujeres en edad fértil accedan al diagnóstico y tratamiento.

“La campaña busca eliminar el Chagas congénito como problema de salud pública -detalla Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación, que hace 25 años trabaja en enfermedades desatendidas-. Tiene dos etapas: la primera consiste en garantizar el diagnóstico y tratamiento de los chicos que nazcan con la infección y a las mujeres embarazadas o en edad fértil. Si somos exitosos en llegar a todas las mujeres estaríamos eliminando el Chagas congénito. Lo ponemos como un primer gran objetivo porque hay una oportunidad de oro que son los controles durante el embarazo. Por supuesto que también hay que trabajar antes de que estén embarazadas. Por eso, queremos ampliar la detección del Chagas: que no esté únicamente en manos de los infectólogos, sino también de los pediatras, de los ginecólogos…”.

Durante la presentación, en la que estuvieron presentes Mirta Roses, exdirectora de la OPS, los exministros de Salud Ginés González García y Juan Manzur, Leandro y Pedro Cahn, director ejecutivo y científico, respectivamente, de la Fundación Huésped, y la actriz Carla Peterson, entre otros, el escritor y músico Luis Pescetti destacó que la iniciativa está inspirada en un ideal democrático: “Que tu origen no marque tu destino”. subrayó.

Según el boletín epidemiológico de la OMS de 2015, esta Tripanosomiasis americana afecta en la Argentina a 1.505.235 personas. Nos seguirían Brasil y México, dos países con poblaciones considerablemente mayores, pero en los que hay 1.156.821 y 876.458, respectivamente. Luego, Bolivia (el de más alta prevalencia del mundo), con 607.186, y Colombia, con el 45,7% de las personas infectadas de la zona andina. Estas cifras están discutidas porque se notifican solo los casos agudos, que es cuando recién pica la vinchuca y existen síntomas, pero no el resto de los casos, de modo que si un paciente no fue diagnosticado en el momento de contraer la enfermedad, nunca más aparece como caso de Chagas en el sistema de salud, a menos que se presenten complicaciones. Por otro lado, se estima que hay un subregistro de casos. Y aunque desde 1962 existe un programa nacional de Chagas, lo cierto es que el número de pacientes no desciende como sería esperable.

Un mal sin fronteras

Es más, la enfermedad, que hasta no hace mucho estaba confinada en el continente americano, ahora no tiene fronteras. Hay casos de Chagas en Japón, en Australia, en Italia, en Suiza… Y vinchucas en Texas, Arizona, Nueva Orleans.

“A diferencia de lo que ocurre en otros países -destaca Abril-, en nuestro territorio se dan áreas con características de zona endémica y también tenemos casos en centros urbanos donde no hay historia de transmisión vectorial (a través de la vinchuca) reciente. Desde cierto punto de vista, si uno está en Comodoro Rivadavia, la atención del Chagas debería manejarse igual que en Barcelona”.

Gracias a los progresos en el control vectorial y transfusional, una de las vías de transmisión más importantes en la actualidad es la vertical o congénita; es decir, la que se da entre una madre infectada con el parásito y el bebé en gestación.

“Si se detecta a una mujer en edad fértil con el Trypanosoma, inmediatamente se le da benznidazol o nifurtimox durante 60 días -explica Abril-. Contamos con evidencia de que el tratamiento previene la transmisión vertical. Está publicado. Si ya está embarazada, no se puede indicar tratamiento durante el embarazo, pero se le hace el diagnóstico al recién nacido y, si es positivo, se los trata a ambos. Para el bebé, cuanto antes se haga el tratamiento durante el primer año, mejor”.

“La finalidad de la campaña es que en 2030 ningún bebé nazca con Chagas; es decir, que el 100% de las mujeres en edad fértil hayan sido diagnosticadas y tratadas -afirma Silvia Gold, presidenta de la Fundación-. Presentamos un ‘Compromiso’ al que se invita a adherirse a diferentes organismos y personalidades para cambiar la realidad de esta patología. Hoy nos encontramos en una nueva etapa, porque disponemos de herramientas de diagnóstico y tratamiento, y porque hay consensos científicos, además de guías clínicas avaladas por la OMS, que demuestran que el tratamiento funciona, especialmente en niños, jóvenes y mujeres en edad fértil”.

El Chagas alcanza hoy a ocho millones de personas, de las cuales 1,2 millones son mujeres en edad fértil. En nuestro país, se estima que hay siete millones en riesgo de contraerlo.

Concluye Abril: “El binomio madre hijo es la puerta de entrada a la salud de toda la familia. Es la punta del ovillo. El Chagas tiene que estar en la atención primaria de la salud. Un adulto con Chagas es un niño que no fue tratado”.

 

Fuente: https://www.lanacion.com.ar/salud/intentaran-eliminar-el-chagas-congenito-en-una-decada-nid2232788

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >