Mundo Sano en los medios

Cada día nacen cuatro chicos con el parásito del Chagas en el país

 

No sólo puede diagnosticarse sino también tratarse, y con un medicamento de bajo costo (gratis para el paciente) fabricado en el país. Sin embargo, la enfermedad de Chagas todavía es un flagelo en la Argentina: todos los años nacen alrededor de 1400 chicos infectados con el parásito que la provoca, alrededor de cuatro por día.

“Es imperdonable”, destaca, sin medias tintas, Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano, que hace 25 años trabaja en enfermedades desatendidas, y particularmente en el Chagas.

Para hacer más eficientes los esfuerzos destinados a controlar la transmisión de esta tripanosomiasis americana que, según el último boletín epidemiológico de la OPS, en la Argentina afecta a más de un millón y medio de personas, la entidad que dirige Abril unió fuerzas con la Fundación Bunge y Born, y la compañía Grandata, especializada en el análisis de grandes volúmenes de datos. Usando big data para poder intervenir de manera más eficiente, intentarán desarrollar un mapa detallado de su situación en el país.

“Desde que hace algo más de dos años asumí como presidente de la Fundación Bunge y Born decidimos aplicar un enfoque radicalmente diferente a la filantropía -explica Gerardo della Paolera, historiador de la economía y rector fundador de la Universidad Di Tella-: queremos hacer innovación en inversión social; es decir, aplicar un enfoque científico y basarnos en la evidencia empírica”.

Della Paolera cuenta que tras una experiencia en Avia Terai, Chaco, pudieron comprobar que si la Fundación intervenía y se retiraba, la tasa de infestación volvía a crecer. Esto explicaría porqué la enfermedad persiste. “Todo parece indicar que no estamos haciendo lo correcto -comenta-. El presupuesto de la Fundación es una gota en el agua, pero queremos utilizar la ciencia para hacerlo más eficiente. Que no sirva simplemente para que tengamos la conciencia limpia, sino que permita hacer modelos escalables para orientar la política pública”.

Tras la convocatoria de la Fundación Bunge y Born, que aporta 1.200.000 pesos en una primera etapa, las tres instituciones pusieron manos a la obra para reunir en un único instrumento no solo la distribución de las personas portadoras del parásito, sino también muchos otros datos. “Esto nos permitirá definir ‘zonas calientes’ o prioritarias donde intervenir”, dice Della Paolera.

Aunque desde 1962 existe un programa nacional de Chagas y se sucedieron distintas iniciativas (mayormente dirigidas al control del vector, la vinchuca, pero también al riesgo de transmisión), lo cierto es que el número de pacientes no desciende como sería esperable.

“Fue cambiando la sociedad, el país, las prioridades, sin embargo en el imaginario popular y sobre todo de los que tienen que tomar decisiones, se sigue pensando en el mismo Chagas de hace décadas -afirma Abril-. El problema no se reduce a las zonas consideradas endémicas. En la gente más joven, la prevalencia va bajando. Esto significa que las acciones de control vectorial efectivamente tienen resultado. Pero hay otras vías de transmisión. La segunda en importancia es la vertical, de madre a hijo, aunque los controles durante el embarazo son obligatorios, igual que el diagnóstico del recién nacido de una madre positiva de Chagas. Tenemos que lograr que esos enunciados se transformen en acción”.

Mapa de vinculación

Ya en 2015 la Fundación Mundo Sano había realizado un primer mapa por grados de vinculación a partir de grandes volúmenes de comunicaciones telefónicas entre las áreas originarias de Chagas y otras del resto del país.

En esta oportunidad, se le sumarán otras informaciones, como las epidemiológicas, de infraestructura sanitaria, de vulnerabilidad social e historia familiar. “Se trata de construir un modelo predictivo de probabilidad de casos de Chagas, pero le vamos a sumar datos primarios -dice Abril-: vamos a realizar trabajo en el terreno en zonas identificadas como prioritarias”. Se espera contar con un primer boceto para fines de año.

Grandata quiere aportar, además, un producto para la recolección voluntaria de datos personales. “La aplicación es una plataforma para que la gente pueda intercambiarlos -explica Martín Minnoni, uno de los fundadores de la compañía-. Un mercado descentralizado de intercambio de datos que también podrá utilizarse para fines de bien público. Allí podrán volcar su historia de vida, lugar de origen y otros datos que puedan ser útiles para cartografiar la enfermedad, pero todavía está en desarrollo y lo pensamos para una segunda etapa”.

“El Chagas es una enfermedad vinculada con un escenario estereotipado del pasado -concluye Abril-: el rancho, la casa de adobe… Hoy cambió la enfermedad y también aparecieron todas estas herramientas. Si no hay información, no vamos a estar dándoles elementos a los responsables de la salud pública para que pongan en su lista de prioridades el control de la transmisión materno-infantil. Hoy ése es el foco fundamental para la Fundación Mundo Sano, porque es un objetivo que se puede alcanzar. En estos momentos estamos lanzando la campaña ‘Ningún bebé con Chagas‘, porque pensamos que es un objetivo que se puede alcanzar. También está demostrado que si se trata a una mujer en edad fértil, los niños que tenga en el futuro no lo padecerán. Pareciera que los problemas de la pobreza son de otros, lejanos y de hace mucho tiempo. Pero la verdad es que están hoy, son de todos y están en todas partes”.

https://www.lanacion.com.ar/2149307-cada-dia-nacen-cuatro-chicos-con-el-parasito-del-chagas-en-el-pais

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

El 22% de los 44 millones de argentinos no tiene agua de red y cuatro de cada diez vive sin cloacas

 

Dos millones de argentinos usan tres meses al año para buscar agua (entre tres y seis horas diarias); expresado en dinero ese tiempo equivaldría a unos $28.500 (tres salarios mínimo vital y móvil). Un millón no tiene baño, letrina ni pozo.

El 22% de los 44 millones de habitantes no tiene acceso a la red pública de agua y cuatro de cada diez no tienen cloacas. Por supuesto, estas situaciones impactan en la salud pública provocando, en particular, cuadros de parasitosis que afectan, especialmente, a los niños.

Las cinco provincias que viven las situaciones más críticas de acceso a agua de red son Santiago del Estero Formosa Tierra del Fuego Salta Chaco . En el caso de hogares sin cloacas las más complicadas son Chaco; Formosa; Salta; Tierra del Fuego y Misiones.

Los datos se desprenden de un trabajo colaborativo realizado por profesionales de la Universidad de Buenos Aires; la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso), la Universidad Nacional de Quilmes, la Universidad Católica de Córdoba, l a ONG Sed Cero, y de los institutos nacionales de Tecnología Industrial (Inti) y de Tecnología Agropecuaria (Inta).

Florencia Iacopetti, gerenta programática de la Fundación Avina y coordinadora de Sed Cero, explica a LA NACION: “Hay un desafío enorme en acceso al agua y al saneamiento; el problema requiere soluciones combinadas, no hay una sola que se pueda extrapolar porque hay características particulares como el suelo, los regímenes de lluvia y cuestiones sociales y culturales”.

Admite que “hay avances” con el Plan Nacional del Agua -instrumentado por el gobierno nacional a través del Ministerio del Interior- pero que hay que complementar las soluciones en las zonas rurales más aisladas. El programa incluye inversiones por US$40.000 millones (incluye trabajos del Plan Belgrano en el área); desde el inicio de la gestión -según datos oficiales- se terminaron 340 obras de agua y cloacas; hay 263 en ejecución y 61 en proceso licitatorio.

“Es uno de los objetivos prioritarios de inversión de este gobierno para mejorar la calidad de vida de todos los argentinos. Se trabaja en todo el país y en particular en el norte (Plan Belgrano) donde hay un déficit significativo en infraestructura. Con estas obras la gente vive mejor, se reducen las enfermedades”, dice Pablo Bereciartua, secretario de Recursos Hídricos. El objetivo es que en 2023 el 100% tenga agua potable y el 75% acceso a una cloaca y a plantas de tratamiento de efluentes.

En La Candelaria, 300 kilómetros al norte de la ciudad de Santiago del Estero , los 500 vecinos que viven dispersos en el pueblo lograron resolver parte del problema con un centenar de cisternas de fibrocemento que ellos mismos construyeron en el marco de una iniciativa de Sed Cero con el financiamiento de Danone.

A María Luna y su familia la cisterna les cambió la vida; con sus hijos caminaban 14 kilómetros para traer agua del río. Usan el agua del tanque -que se llena con lluvias- sólo para beber para que dure más. A la noche, cuando vuelve de trabajar, su marido acarrea en moto bidones de 20 litros. En pleno Chaco Salteño en verano las temperaturas superan con comodidad los 40 grados.

Los expertos que participaron del estudio -que derivó en una “plataforma del agua” que sirve como herramienta de gestión- coinciden en que en las zonas rurales hay que trabajar en “innovación social”; lograr que las comunidades se apropien de las soluciones y las administren. “Los ‘enlatados’ no suelen funcionar y se terminan viendo ‘elefantes blancos’ desde la ruta y la gente que sigue sin agua”, apunta Iacopetti.

En un territorio extendido y de baja densidad poblacional como el argentino, insisten que a la par del plan nacional hay que diseñar soluciones descentralizadas (cisternas; canalización de agua de río, perforaciones).

Salud en riesgo

A 135 kilómetros de la ciudad de San Juan , sobre la ruta nacional 141, las mujeres y chicos mendigando agua potable con bidones ya son parte del paisaje. Terminó naturalizándose una situación angustiante. En el pueblo La Planta viven unas 350 personas que llevan 10 años sin agua. Hace unos meses Obras Sanitarias Sociedad del Estado (Osse) de esa provincia anunció que se halló una fuente subterránea a siete kilómetros y que con una inversión de $85 millones en una perforación podrán abastecer al pueblo.

Susana Roldán, médica de la ONG Una Gota de Salud -trabajan en el norte cordobés, en la zona de las salinas, donde hay pozos de agua- explica que la gente “acumula el tachos, pero la calidad no es la mejor” por lo que diagnostican mucha parasitosis. “Es una patología muy frecuente que colabora con el bajo peso y la desnutrición. Es una batalla interminable por la no potabilización del agua”.

La coordinadora científica de Mundo Sano e investigadora del Conicet, Victoria Periago, señala que además del acceso al agua está el problema de las aguas contaminadas, por ejemplo, con arsénico. “En Formosa, Chaco, Misiones y Salta, donde trabajamos, hay pozos contaminado, salados; las comunidades colectan agua de lluvia o compran agua, pero la acumulación no es cuidada”.

“Hay problemas de calidad y disponibilidad de agua y también de no tener ni letrinas -continúa-. Se abre un ciclo de transmisión de enfermedades que tiene un impacto importante sobre la salud pública; hubo una campaña efectiva que promovió lo más básico, que es el jabón para lavarse las manos pero hay miles que no tienen el agua”.

Iacopetti ratifica que el acceso al agua es un derecho humano y, como tal, la responsabilidad última es del Estado. “Pero a veces solo no puede, las alianzas multisectoriales son importantes. Desde la sociedad civil se puede complementar su tarea con conocimiento, recursos y tecnologías para acelerar y el proceso”.

Desarrollo

El crecimiento y desarrollo territorial van de la mano con el acceso al agua; sin ella no hay posibilidad de que las comunidades más apartadas puedan criar sus animales o tener huertas, dos de las economías más frecuentes en esas zonas.

En El Abra -salinas cordobesas- Leticia Capdevilla explica que “no crece nada; no hay con qué cuidar lo que se siembra; a duras penas le damos agua a los animales”. En esa zona de la provincia los indicadores de pobreza duplican la media de Córdoba.

Para los expertos el agua es un “habilitador de desarrollo”. Por eso la primera tarea es llevarla a las comunidades e, inmediatamente, trabajar en programas de emprendimiento con la gente. Explican que el tipo de acceso (canilla comunitaria, cisterna en el propio lote) es directamente proporcional a las posibilidades de desarrollo. “Mientras más se aleja de la familia, más grande la brecha”, gráfica Iacopetti.

https://www.lanacion.com.ar/2150116-el-22-de-los-44-millones-de-argentinos-no-tiene-agua-de-red-y-cuatro-de-cada-diez-vive-sin-cloacas

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Usarán Big Data para detectar dónde se esconde el Chagas

 

Dos ONG y una empresa utilizarán minería de datos para un mapa de la enfermedad. Analizarán documentos y llamadas telefónicas para precisar dónde no está bien diagnosticada.

Argentina no cuenta con un relevamiento certero y actualizado sobre la realidad del mal de Chagas. Se calcula que hay 1,5 millones de infectados y otros siete millones con riesgo de contraer la enfermedad. El dato es apenas una estimación, sin base científica.

La falta de información es reflejo de una situación que se arrastra desde hace varios años: el mal de Chagas es una enfermedad desatendida por el Estado.

Para echar luz sobre el cuadro nacional de este mal transmitido por la vinchuca, las fundaciones Mundo Sano y Bunge y Born, junto con la empresa Grandata, desarrollarán un mapa actualizado de riesgo de la enfermedad.

Para ello utilizarán Big Data, esto es, procesarán y vincularán grandes volúmenes de información pública de todo tipo. También analizarán llamadas telefónicas para modelar los movimientos migratorios, un factor clave para la expansión de la enfermedad.“La intensificación del movimiento migratorio ha modificado la idea de que el Chagas es una problemática sólo circunscripta a los ranchos de la región chaqueña. De hecho, el sitio donde más pacientes hay es en el área metropolitana de Buenos Aires”, explica Diego Weinberg, subgerente de Mundo Sano.

En tanto, Antonio Vázquez Bruts, líder del proyecto, asegura que hay una gran incertidumbre sobre cuántos serían los pacientes afectados por la enfermedad de Chagas.

“Si bien este estudio no logrará una cuantificación de los casos, sí servirá para determinar dónde están residiendo. Vamos a poder crear un patrón espacial”, explica.

Para lograr el mapa se realizará minería de datos a partir de fuentes públicas de información y de registros de llamadas telefónicas.

Las fuentes públicas serán series de datos de oficinas de censos y estadísticas, ministerios de salud provinciales, base de datos geográficos e información de diferentes efectores de salud como clínicas, postas sanitarias y hospitales.

También se tendrán en cuenta datos sobre la calidad constructiva de las viviendas, ya que son un buen indicador para determinar la presencia de la vinchuca en los hogares. Con los llamados telefónicos, se creará un patrón de movimientos migratorios que involucren la principal zona de riesgo de infección, la región chaqueña donde vive la vinchuca.

“Estos datos nos servirán para poder estimar si existen poblaciones más al sur del país donde podría haber portadores de la enfermedad que quizá ahora no están identificados porque el sistema de salud local no está preparado para diagnosticar y tratar esta enfermedad”, comenta Vázquez Bruts.

La información de los registros telefónicos está encriptada, lo que mantiene el anonimato y asegura alta confiabilidad. De estos datos se pueden inferir atributos de edad y de género de la población a nivel geográfico, por ejemplo.

El mapa va a poder identificar zonas de riesgo donde se pensaba que no podía haber casos de mal de Chagas y así poder intervenir. Y también va a servir para saber dónde concentrar los recursos en las zonas en las que ya se sabe que la enfermedad existe.

Weinberg asegura que la enfermedad sigue siendo marginada por el Estado.

“Hay un subdiagnóstico alarmante y unas tasas de tratamiento muy bajas. La enfermedad está caracterizada, se sabe cómo se transmite, hay tratamiento y existen leyes que regulan el acceso al diagnóstico y a la terapia, pero sigue siendo un problema sin un abordaje adecuado”, dice.

Los primeros resultados se conocerán a fin de año. “Contar con este mapa de riesgo permitirá establecer un diagnóstico certero y llevar adelante campañas de educación para la salud y la prevención efectivamente direccionadas”, afirma Gerardo Della Paolera, de la Fundación Bunge y Born.

Enfermedad: desatendida

Qué es. El mal de Chagas es una infección causada por un parásito, el Trypanosoma cruzi, que puede afectar al corazón o al sistema digestivo de las personas que la padecen.

Transmisión. Este parásito, que puede vivir en el tracto digestivo de las vinchucas, es el vector de la enfermedad. Habita en la zona chaqueña de América del sur y suele usar como refugio los ranchos de baja calidad constructiva.

Madre-hijo. La transmisión también se puede dar en una transfusión de sangre y de manera vertical de la madre embarazada al bebé. Se calcula que en Argentina nacen cuatro niños infectados por esta vía.

En Córdoba. En la provincia, aún existen 11 departamentos que son endémicos para el vector que causa la enfermedad, todos ellos localizados en el norte y en el noroeste.

Contacto. Programa Provincial de Chagas, Rosario de Santa Fe 374. Teléfonos (0351) 434-1543 y 429-1349. E-mail: programachagascba@gmail.com

Nota completa: http://www.lavoz.com.ar/ciudadanos/usaran-big-data-para-detectar-donde-se-esconde-el-chagas 

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Expertos en Argentina exponen experiencias positivas en tratamiento de Chagas

 

Argentina, que el próximo viernes conmemora el día por un país sin Chagas, tiene algo más de un millón y medio de infectados por esta enfermedad, un mal cuyo avance puede ser revertido gracias a mayores medidas de prevención,diagnostico y tratamiento, aseguraron hoy diferentes especialistas.

Organizado por la Fundación Mundo Sano, del Grupo Insud, y el Rectorado de la Universidad de Buenos Aires (UBA), el evento “Chagas en acción” reunió hoy en la capital argentina a expertos que dieron cuenta de diversas experiencias en hospitales y comunidades que demuestran que la enfermedad se puede tratar.

“Queremos dar un mensaje positivo porque hay muchas personas que están haciendo ya tareas pensando en los pacientes y que pueden contar eso y contagiar optimismo”, dijo a Efe la presidenta de Mundo SanoSilvia Gold.

En Argentina hay cerca de un millón y medio de personas afectadas por el Chagas -250.000 son menores de 14 años-, y una población en riesgo superior a los 7 millones de personas.

Cada año nacen en Argentina unos 1.300 niños con Chagas que deben y pueden ser diagnosticados y tratados.

En Latinoamérica hay entre 6 y 8 millones de infectados por esta enfermedad, provocando unas 12.000 muertes al año en la región.

La enfermedad es producida por el Trypanosoma cruzi, un parásito que transmiten las vinchucas, insecto que habita principalmente en zonas rurales y en las periferias de las ciudades.

El Chagas solo se trasmite de un humano infectado a otro por transfusión de sangre contaminada, trasplantes de órganos infectados o verticalmente de la madre infectada al niño.

Después de la infección suelen presentarse algunos síntomas como fiebre, cansancio e inflamación de ganglios, lo que se conoce como el periodo agudo de la enfermedad.

Posteriormente no se observan síntomas hasta que luego de un número variable de años se manifiesta la fase crónica de la enfermedad mediante problemas generalmente cardíacos, digestivos o neurológicos, que pueden ser de gravedad.

En Argentina, los análisis de diagnóstico en mujeres embarazadas y niños son obligatorios por ley, pero, advierte Gold, esto no siempre se cumple.

“La prioridad es que los pacientes se diagnostiquen y se traten. Todavía hay mucha ignorancia y muchos mitos, hay gente que no le da importancia a la enfermedad cuando se la tiene, gente que cree que si no hay síntomas no hay enfermedad”, lamentó.

Con todo, Gold destacó que esta ignorancia va en disminución y hay una perspectiva más “positiva”, ya que hoy hay mayor disponibilidad de las drogas para tratar el Chagas, guías oficiales de tratamiento disponibles para los médicos e investigaciones y ensayos clínicos en curso.

“El Chagas es una enfermedad de larga data en nuestro país, lamentablemente muy diseminada, y que requiere la acción conjunta de todos los estamentos, del Gobierno, de las organizaciones sin fines de lucro, de la actividad privada, de los médicos y de la comunidad en general”, dijo a Efe Gabriel Capitelli, secretario de Relaciones Internacionales de la UBA.

Un problema, añadió Capitelli, del que la UBA no puede estar “ausente”, sea a través de la formación académica y la investigación como del servicio a la comunidad.

“Lo importante es el diagnóstico precoz, el tratamiento, y fundamentalmente evitar la diseminación ya que es una enfermedad que se transmite por vectores y es muy importante el trabajo que se haga con la comunidad en las zonas endémicas para disminuir la cantidad de los reservorios de vinchucas”, sostuvo.

La directora de Epidemología del Ministerio de Salud argentino, Patricia Angeleri, señaló que el objetivo oficial es “contribuir a reducir” la incidencia del Chagas a través, por un lado, “de la interrupción a nivel vectorial y, por otro lado, trabajando en las formas no vectoriales de la transmisión del parásito”.

En este sentido, Angeleri aseguró que “vislumbra que es posible” que dentro de unos años Argentina certifique la eliminación del Chagas congénito.

Mundo Sano lleva adelante tareas de vigilancia y control en el norte de Argentina y en Centroamérica y programas de diagnóstico y tratamiento en Argentina, Bolivia, Guatemala, Paraguay y España.

Leer nota completa: https://www.efe.com/efe/cono-sur/cronicas/expertos-en-argentina-exponen-experiencias-positivas-tratamiento-de-chagas/50000803-3731515 

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Mapa nacional de riesgo de Chagas: cruzan datos de celulares para identificar infectados

 

Hoy, la Argentina no cuenta con un relevamiento certero y actualizado sobre la realidad de la enfermedad. Esta iniciativa resguardará el anonimato y sumará también datos oficiales sobre situación socioeconómica y sanitaria. Permitirá detectar zonas de mayor riesgo de la infección por el parásito que causa el Chagas.

En la Argentina actual, hay 1,5 millón de personas con el parásito que causa la enfermedad de Chagas. Son muchos más que las 122.000 personas que viven con el virus del sida, que las 500.000 personas con enfermedad celíaca, y que las 800.000 personas infectadas por los virus de las hepatitis B y C.

Pero las personas con la infección de Chagas casi no se ven ni están en la agenda pública. Con las migraciones, esas personas no habitan sólo en lugares donde conviven con las vinchucas, sino que residen en cualquier edificio de ciudades grandes como Buenos Aires, Córdoba, Rosario o Mendoza, entre otras.

“Como es una enfermedad de la pobreza, el control de la enfermedad de Chagas necesita de acciones múltiples”

Para visibilizar la triste vigencia de la enfermedad, se largó una iniciativa que cruzará los datos anónimos de las llamadas de teléfonos celulares con otro tipo de información y permitirá elaborar un mapa nacional de riesgo de Chagas que podría ayudar a que se realicen más diagnósticos y tratamientos oportunos. La iniciativa es parte de una alianza entre la Fundación Mundo Sano -presidida por la doctora Silvia Gold-, la Fundación Bunge y Born -presidida por Jorge Born (h.)- y la empresa Grandata que puso su experiencia en inteligencia artificial y en Big Data al servicio de la lucha contra la enfermedad de Chagas.

El mapa que buscan realizar es para enfrentar un problema de salud pública. Se consideraba que algunas provincias, especialmente las del Norte del país, eran zona endémica de Chagas. Pero con las migraciones todo cambió. Hoy, la Argentina no cuenta con un relevamiento certero y actualizado sobre la realidad de la enfermedad.

Las estimaciones disponibles sugieren que 1, 5 millón de habitantes están infectados y que otros 7 millones tienen riesgo de contraer la enfermedad. Por lo cual, “el mapa podría posibilitar que los encargados de diseñar las políticas de salud pública distinguir rápidamente los niveles de riesgo en diferentes zonas del país y asignar recursos de manera efectiva”, explicó a Infobae el biólogo Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano.

“En diciembre próximo, el mapa de riesgo de Chagas podría estar casi terminado y será público”, subrayó a Infobae Gerardo della Paolera, economista y director ejecutivo de la Fundación Bunge y Born. Combinará el uso de Big Data y otras fuentes de datos para localizar áreas del país donde podría haber un número significativo de personas con Chagas que desconocen su estado, o no acceden al tratamiento. Por ejemplo, se calcula que más de 1.300 niños nacen con la infección, pero sólo el 50% es diagnosticado porque no les realizan los testeos a tiempo y se pierden oportunidades para la cura, según el Servicio de parasitología y enfermedad de Chagas del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, que es un centro colaborador de la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

¿Cómo ayudará la ciencia del Big Data al proyecto de salud pública?

El economista y matemático argentino Martín Minnoni, que estudió en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en los Estados Unidos, y es co-fundador y director de tecnología de Grandata, respondió: “Desde octubre de 2017, hemos estado desarrollando Wibson, que es un mercado descentralizado de datos para que los individuos puedan monetizar sus datos. Se basa en cuatro valores como pilares: la transparencia, es decir, las personas tendrán claro para qué y por quién serán utilizados sus datos; el control, es decir, los usuarios podrán decidir cuándo dejan de permitir que sus datos sean utilizados; la justicia: las personas que generen datos y los ofrezcan en ese mercado serán compensados; y el anonimato. Esto significa que cada persona que participe tendrá el derecho de mantenerse de manera anónima”.

Minnoni agregó: “Lo que haremos es poner a disposición el acceso a ese mercado de datos para desarrollar el mapa de riesgo de Chagas”. Para desarrollar el mapa, se usan diversas fuentes de datos: datos de telefonía móvil, datos del censo, datos de centros de salud, entre otras.

Hasta el momento, la plataforma Wibson se ha usado con otros fines. “Otro de los proyectos -con la Universidad de California en Berkeley- utiliza datos de movilidad aportados por las personas para disminuir congestiones de tránsito y por así reducir emisiones de dióxido de carbono”, contó Minnoni. Con la Universidad Carlos III de Madrid, se aprovecha la plataforma “para entender cómo el cambio climático afecta el estado de ánimo de las personas y de esta forma crear conciencia pública”.

En 2015, ya la empresa Grandata y la Fundación Mundo Sano habían hecho un proyecto piloto. Pero la iniciativa actual es más ambiciosa. En el caso del trabajo de 2015, se utilizaron básicamente datos de telefonía móvil, mientras que ahora se sumarán otras capas de datos, como datos del censo, datos sanitarios, datos específicos de avistamiento del vector, datos de natalidad, y datos de Wibson. Se hará un trabajo de campo posterior para validar en el terreno los resultados que salgan del trabajo final, de acuerdo con Minnoni.

La infección es causada por un parásito, el Tripanosoma cruzi y generalmente no da síntomas. Se transmite por diferentes vías: por la picadura de la vinchuca infectada con los parásitos, por transfusión de sangre contaminada, o por la transmisión de madre a hijo durante el embarazo (que se llama transmisión congénita).

“La infección es causada por un parásito, el Tripanosoma cruzi y generalmente no da síntomas”

Consultado por Infobae, el médico cardiólogo Jorge Mitelman, profesor de la Facultad de Medicina de la Fundación Barceló y director del Consejo de Chagas de la Sociedad Interamericana de Cardiología, opinó sobre la iniciativa del mapa de riesgo de Chagas. No forma parte del proyecto, pero lo valoró de manera positiva: “En mi opinión todas las iniciativas destinadas al cuidado de las personas con el parásito del Chagas son importantes”.

Pero Mitelman recalcó que el Estado argentino debería poner más atención a la enfermedad olvidada y hacer una búsqueda más activa de las personas afectadas. “Como es una enfermedad de la pobreza, el control de la enfermedad de Chagas necesita de acciones múltiples, como el mejoramiento de las viviendas, el aporte de agua potable, el acceso a la educación, la fumigación y la derivación a centros asistenciales con capacidad de resolver las distintas situaciones”.

Apreció también otras medidas que están adoptando: “La Federación Mundial del Corazón también está trabajando en una hoja de ruta para reducir la morbilidad y la mortalidad cardiovascular, a través de la prevención y el control de la enfermedad de Chagas. El Ministerio de Salud de la Nación está actualizando las guías de atención. Por lo tanto, se está viendo un interés genuino para resolver la enfermedad de Chagas“.

https://www.infobae.com/salud/2018/07/26/mapa-nacional-de-riesgo-de-chagas-cruzan-datos-de-celulares-para-identificar-infectados/ 

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Cerca del 40% de los nuevos casos de Chagas se debe a la transmisión de madre a hijo

 

Debido a fenómenos migratorios, el mayor número de infectados se encuentra en áreas urbanas. Esto hace que nazcan una gran cantidad de hijos de madres infectadas que están cursando la fase crónica en forma asintomática.

Si bien la forma principal de transmisión del Chagas sigue siendo el contacto con la vinchuca, el insecto que porta el parásito, desde la Sociedad Argentina de Pediatría advierten un importante crecimiento de la transmisión perinatal, es decir, durante el embarazo o en el momento del parto, que representaría actualmente cerca del 40 por ciento de los casos.

Pese a que en la Argentina el estudio para detectar la enfermedad en la madre embarazada es obligatorio y se realiza masivamente, por falta de seguimiento posterior y ausencia de controles, se estima que luego del parto se detecta apenas uno de cada tres niños que contrajeron Chagas por esta vía.

“Lamentablemente, un adulto enfermo es un niño que no se detectó“, remarcó a Infobae el doctor Jaime Altcheh, médico pediatra, miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) e investigador principal del Conicet.
“Debemos cumplir debidamente las normas referidas al tamizaje universal de Chagas para las embarazadas, detección de los recién nacidos positivos y su tratamiento en busca de la curación”, insistió.

En un informe reciente elaborado en conjunto por la Organización Mundial de la Salud(OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), denominado “El futuro de la lucha contra el Chagas“, se advierte que la transmisión materno-infantil es hoy la principal vía de infección en los países que han controlado la transmisión vectorial mejorando sus estándares de vivienda y aplicando el tamizaje universal en bancos de sangre, situación que incluye a la Argentina y en nuestra región se comparte con Brasil, Chile, Honduras, Nicaragua, Paraguay y Uruguay.

Contribuye también a este nuevo tipo de transmisión vertical la migración de personas de áreas endémicas a zonas urbanas.

Se calcula que un bebé de una madre con Chagas tiene entre el 2% y el 8% de posibilidades de contraer la infección durante el embarazo y el parto. Distintas estimaciones refieren que nacen por año en nuestro país entre 1.000 y 1.300 niños con Chagas, pero solo se logra diagnosticar y tratar a un tercio de ellos.

“Esta circunstancia no solo representa un problema de salud pública por omisión de un diagnóstico que debería ser muy sencillo, sobre todo conociendo el universo de madres ya detectadas, sino que produce a largo plazo una afectación de la salud de los infectados y una potencial ampliación en la cadena de contagio, a punto de partida de las niñas afectadas, que luego tendrán hijos con la enfermedad”, remarcó la doctora Elizabeth Bogdanowicz, infectóloga pediatra, secretaria del Comité de Infectología Pediátrica de la SAP.

Más de un millón y medio de infectados en Argentina

Se estima que en la Argentina por lo menos un millón y medio de personas de todas las edades están infectados con Chagas, una enfermedad parasitaria potencialmente mortal causada fundamentalmente por la picadura de la vinchuca portadora del microorganismo y por el contagio de madre a hijo durante el parto.

Sin embargo, menos del 10% de los infectados cuentan con diagnóstico y reciben algún tipo de tratamiento, ya que la gran mayoría desconoce su condición y desarrolla la enfermedad en forma asintomática.

“Lamentablemente, como el Chagas suele no dar síntomas, en general no se lo sospecha y no se lo busca. Recién a largo plazo, tras 30 o 40 años, aparecen, entre otras, complicaciones cardíacas muchas veces irreversibles”, afirmó el doctor Altcheh. El tratamiento es altamente efectivo con las drogas disponibles (benznidazol y nifurtimox) especialmente en la edad pediátrica. Esto refuerza la necesidad de un diagnóstico temprano. A su vez se han aprobado recientemente formulaciones pediátricas.

Las cardiopatías a largo plazo producidas por el Chagas son causadas por una alteración en la conducción del estímulo eléctrico al corazón, lo que produce un debilitamiento del ventrículo izquierdo que con el tiempo favorece el desarrollo de insuficiencia cardiomegalia (aumento anormal del volumen del corazón) y arritmias. Esta situación se origina en la formación de nidos de parásitos en el propio músculo cardíaco. Otras alteraciones, aunque no tan frecuentes por el tipo de parásito presente en nuestro país, son afectaciones gastrointestinales y del sistema nervioso.

“En todos los casos, esta sigue siendo una enfermedad propia de la gente de menores recursos y constituye un verdadero indicador de situaciones de pobreza”, reflexionó la doctora Bogdanowicz. Recomendando que todas aquellas personas que hubiesen estado expuestas a la presencia de la vinchuca o que tengan alguna duda sobre la posibilidad de estar infectados, no duden en solicitarle a su médico la realización del test del Chagas. Y particularmente que todas las embarazadas se cercioren de que les hayan realizado un estudio para diagnosticar y en caso de ser positivas se ocupen de reclamar el testeo de sus bebés, sin excepción.

“Desde la Sociedad Argentina de Pediatría hemos firmado un convenio con la OPS para fomentar y potenciar el diagnóstico y tratamiento de los niños infectados, porque en la edad pediátrica la enfermedad es curable”, sostuvo el doctor Altcheh, quien también es director del Centro colaborador en Chagas Pediátrico OPS/OMS. De hecho, la OPS lanzó en 2017 un programa integral (ETMI plus) para eliminar hacia 2020 la transmisión materno-infantil de cuatro enfermedades, incluido el Chagas.

Como medidas de prevención para no contraer la enfermedad, entre otras, los especialistas recomiendan evitar la exposición al insecto transmisor, alejar los animales de corral de la casa (ya que ellos favorecen la proximidad de la vinchuca al hogar), mantener el hogar ordenado, limpio y fumigado, eliminar los techos de paja y revocar huecos en techos y paredes (que es donde el insecto suele anidar), detectar deyecciones de la vinchuca (rastros que dejan en sábanas, pisos y paredes), e instalar mosquiteros y mantenerlos en buen estado.

Acerca del Chagas

El Chagas es una enfermedad infecciosa potencialmente mortal causada por el parásito Trypanosoma cruzi. Existen varias formas de contagio: la más común es a través de la vinchuca, el insecto que funciona como vector que al picar y succionar la sangre hincha su intestino y defeca sobre la piel de su víctima depositando los parásitos. Por la picazón, la persona se rasca y -sin quererlo- introduce el microorganismo en los tejidos de su piel.

La transmisión perinatal, otra de las formas de contagio, está creciendo vertiginosamente y ya representa cerca del 40% de los casos, en parte por la disminución de la presencia domiciliaria de vectores al mejorar el estado de las viviendas y por la falta de control para interrumpir la transmisión congénita.

Otras formas de infectarse de Chagas son las transfusiones sanguíneas y los trasplantes de órganos, aunque afortunadamente en aquellos países que han perfeccionado las técnicas de tamizaje de los bancos de sangre, como el nuestro, esta vía de transmisión prácticamente ha desaparecido.

Mientras que el contagio por la ingesta de alimentos contaminados, si bien es muy infrecuente, puede darse a través de la ingesta de frutos regionales, jugos y otros que hubiesen estado en contacto con las heces de la vinchuca infectada. No existe contagio del Chagas a través de la saliva ni por contacto sexual.

Proyecto de Atención a la Salud Materno Infantil en la Triple Frontera del Chaco Salteño

La Fundación Mundo Sano y la Asociación para el Desarrollo Sanitario Regional(Adesar) junto a organismos de gobierno, universidades e instituciones públicas y privadas, pusieron en marcha el Proyecto de Atención a la Salud Materno Infantil en la Triple Frontera del Chaco Salteño, una iniciativa que busca fortalecer y complementar las capacidades sanitarias locales para contribuir a la eliminación de la transmisión materno-infantil del VIH, sífilis, hepatitis B y la enfermedad de Chagas en la región de la triple frontera de Argentina-Bolivia-Paraguay.

“El objetivo del proyecto es contribuir a la disminución de la mortalidad materno-infantil en esta área donde confluyen nuestros tres países, representativa del Gran Chaco Sudamericano, caracterizada por una población mayoritariamente originaria y dispersa, con importantes movimientos migratorios internos, condiciones estas que dificultan el acceso a los servicios de salud”, sostuvo Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano.

El Proyecto prevé una duración de tres años y está destinado a mujeres embarazadas que habitan la región fronteriza integrada por Santa Victoria Este (Argentina), Crevaux y D’Orbigni (Paraguay) y Pozo Hondo y San Agustín (Bolivia) y los respectivos parajes aledaños, que en conjunto alcanzan una población aproximada de 23.000 personas.

“Se estima incorporar al proyecto aproximadamente 500 embarazadas por año. También se incluirá atención de puérperas, hasta los 60 días posparto, y recién nacidos y lactantes hasta los 18 meses de vida, producto de aquellos embarazos en que se detectaren enfermedades de transmisión vertical”, sostiene Mariana Fernández, vicepresidenta de Adesar.

Un equipo interdisciplinario integrado por ginecólogos-obstetras, bioquímicos, ecografistas, pediatras, infectólogos y médicos de familia son los encargados de realizar seis intervenciones intensivas por año en cada una de las poblaciones y parajes del área de los tres países. La mismas incluyen: evaluación inicial, seguimiento, evaluación ecográfica y serológica de la embarazada y el recién nacido, y tratamiento y/o derivación en los casos en los que se requiera la atención de problemas que excedan las capacidades locales.

Todas las acciones son informatizadas por el equipo médico, en tiempo real, a través de dispositivos electrónicos. Esto permite que diferentes niveles de asistencia y coordinación puedan acceder, de manera confidencial, a los datos relevados desde diferentes lugares para su análisis. Asimismo, el Proyecto incluye el desarrollo de actividades de capacitación a los actores de comunidades intervinientes.

https://www.infobae.com/salud/2018/08/06/cerca-del-40-de-los-nuevos-casos-de-chagas-se-debe-a-la-transmision-de-madre-a-hijo/ 

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Carrera por España para visibilizar la enfermedad de Chagas

 

Insud Pharma y la Fundación Mundo Sano han puesto en marcha la IV edición del #RetoChagas, que cuenta con el atleta olímpico Chema Martínez que, junto a 16 deportistas amateur, recorrerán 796,7 kilómetros a pedales hasta llegar el 30 de agosto a Oviedo con la misión de visibilizar la importancia de la prevención y el tratamiento de la enfermedad de Chagas, según han informado ambas entidades. Así, si alcanzan el reto, Insud Pharma donará 100.000 euros a la Fundación Mundo Sano para seguir diagnosticando y tratando el Chagas. Esta enfermedad afecta a 7,6 millones de personas en todo el mundo y en

España se estima que existen 55.000 y 100.000 casos, convirtiéndose en el país europeo con más pacientes diagnosticados.

El objetivo de este reto es visibilizar la importancia de esta enfermedad ya que el Chagas tiene tratamiento y cuanto antes se realiza más efectivo es. Oviedo será el punto final de esta edición en la que los deportistas completarán 160 kilómetros diarios en cada una de las cinco etapas que componen el recorrido.
Chema Martínez y su equipo recorrerán parte del norte de España, pasando por Aranda de Duero, Logroño, Aguilar de Campoo y Cangas de Onís. Su punto de partida comenzó el domingo 26 de agosto en Alcobendas (Madrid), desde donde el equipo tomó rumbo hacia Aranda de Duero recorriendo 180,7 kilómetros. Este lunes ha partido hacia Logroño, en una etapa de 158 kilómetros. La tercera etapa, que comienza el 28 de agosto, los ciclistas recorrerán 143,6 kilómetros hasta llegar a Aguilar de Campoo.

El miércoles 29 de agosto recorrerán 179,3 kilómetros hasta Cangas de Onís, en el Principado de Asturias, y en la quinta y última etapa, que comienza el 30 de agosto, se enfrentarán a 131,45 kilómetros hasta llegar a la meta, la plaza de la catedral de Oviedo.

Además, a lo largo de la aventura, Chema Martínez y su equipo realizarán varios entrenamientos en diferentes ciudades del trayecto, a los que podrán unirse todos los que quieran apoyar la causa. El primero de ellos tuvo lugar el 26 de agosto en Aranda de Duero, tras la primera etapa de Alcobendas. El segundo entrenamiento se llevó a cabo en Logroño este lunes 27 de agosto, y los dos últimos en Aguilar de Campoo, en la provincia de Palencia, y en Cangas de Onís, en Asturias, los días 28 …

Leer la nota completa en: http://www.europapress.es/epsocial/rsc/noticia-carrera-espana-visibilizar-enfermedad-chagas-20180827181811.html

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Deporte, Niñez y Chagas llega a Paraguay

 

El Centro de Formación Integral María Medianera (Pa’i Puku) y el Club Dr. Benjamín Aceval (Presidente Hayes) serán escenario del proyecto Deporte, Niñez y Chagas. Una iniciativa que tiene como objetivo concientizar sobre la enfermedad a través de actividades deportivas y recreativas y disminuir el impacto de la Enfermedad de Chagas en localidades de la región del Gran Chaco comprendida por Argentina, Bolivia y Paraguay.

El Proyecto es una iniciativa conjunta de la Fundación Mundo SanoBarça Foundation, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Fondo para la reducción de la pobreza del Gobierno de Japón y Airpharn. En Paraguay, acompañan como socios estratégicos el Ministerio de Salud Pública de la República del Paraguay, el SENEPA, el Programa Nacional de Chagas, el Centro para el Desarrollo de Investigación Científica (CEDIC), la empresa PROMEPAR, el Club Dr. Benjamín Aceval y el Centro de Formación Integral María Medianera (Pa’i Puku).

Deporte, Niñez y Chagas contempla la realización de Seminarios de Formación a agentes de salud y jóvenes bajo la modalidad denominada FutbolNet. Esta metodología de inclusión y transformación social desarrollada por Barça Foundation, apunta a fomentar valores como esfuerzo, respeto, trabajo en equipo, humildad y superación, mediante la práctica deportiva, y a motivar a las personas como agentes de cambio social. También, se incluirán actividades de capacitación sobre prevención de la enfermedad de Chagas, a cargo del SENEPA.

Las actividades de formación culminarán con la realización de un Festival Deportivo dirigido a niños, adolescentes y familiares, quienes podrán disfrutar de un día actividades recreativas y deportivas, y en ese marco tendrán la posibilidad de realizarse un diagnóstico de Chagas en los puestos sanitarios disponibles en el lugar.

“Hemos elegido Pa’i Puku y Villa Hayes (Presidente Hayes), como puntos estratégicos de vigilancia de Chagas. Recientemente hemos alcanzado la certificación de corte de transmisión vectorial en Presidente Hayes y así en todo el país. Lo que implica que no tendremos nuevos casos de Chagas vía vectorial. Para sostener éste logro debemos aumentar la sensibilidad de detección de casos y posible re introducción del vector. Niños y adultos necesitan saber que el Chagas aún existe en Paraguay, se puede prevenir, controlar y eliminar”, afirma Cesia Villalba de Feltes, Jefa del Programa Nacional de control de la enfermedad de Chagas-SENEPA.

En el mundo, se estima que hay entre 6 y 8 millones de personas con Chagas, de las cuales aproximadamente 1,2 millones son mujeres en edad fértil, según datos de la OPS.  En América Latina, alrededor de 70 millones de personas viven en áreas de transmisión de la enfermedad.

En Paraguay el Chagas constituye un problema de salud pública, con 165.000 niños y adultos infectados, con una prevalencia en embarazadas del 5 % en zona endémica oriental y del 14 % en área chaqueña, la frecuencia de transmisión transplacentaria es del 4 al 6 %; la prevalencia en donantes del 2,38 % y las notificaciones anuales de una media de 2.000 casos crónicos confirmados. La actual vía más importante de transmisión es la transplacentaria, debido al control del 100 % de los volúmenes de sangre a transfundir y a los avances en control vectorial.

“Esta iniciativa nos da la posibilidad de llevar un mensaje de esperanza a todas las personas que tienen o pueden llegar a tener Chagas. Esta enfermedad tiene tratamiento y más del 90% de los casos congénitos tratados durante el primer año de vida se curan, por eso la importancia de un diagnóstico temprano”, destaca Marcelo Abril, director ejecutivo de la Fundación Mundo Sano, al tiempo que asegura que “el tratamiento antes de embarazo funciona como medida de prevención para reducir el riesgo de transmisión de madre a hijo”.

Antecedentes

Deporte, Niñez y Chagas se lleva a cabo desde el año 2015, donde se implementó por primera vez en la localidad de Añatuya, Santiago del Estero. En 2016 se realizó en Juan José Castelli, provincia de Chaco (Argentina) y 2017 se llevó a cabo en las localidades de Muyupampa, Huacareta y Monteagudo, del Departamento de Chuquisaca, Bolivia.

Hasta la fecha más de 2.700 asistentes personas asistieron a los 3 festivales y se realizaron más de 1.400 serologías. Asimismo, 60 miembros del sistema de salud fueron capacitados en extracciones punzovenosas y tests rápidos de Chagas y más de 360 agentes de cambio capacitados en la metodolgía FutbolNet.

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Mundo Sano en los medios

Deporte, Niñez y Chagas en Pa’i Puku, Paraguay

 

Implementamos la primera parte del Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas” en la Escuela María Medianera (Pa’i Puku), Paraguay.

Más de 300 niños, adolescentes y familiares disfrutaron de un día de actividades recreativas y deportivas, y se realizaron un diagnóstico de Chagas en los puestos sanitarios disponibles en el lugar.

Mira el resumen de la jornada:

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >
Notas de interés

Alianza para eliminar el Chagas como problema de salud pública en Centroamérica y México

 

Guatemala, febrero de 2018.  Las organizaciones Drugs for Neglected Diseases Initiative (DNDi), Fundación Mundo Sano y el Centro Internacional de Investigaciones para el Desarrollo (IDRC, Canadá), bajo el liderazgo del Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social y con la colaboración de la Universidad de San Carlos de Guatemala, la Asociación de Investigación y Estudios Sociales, y la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) en Guatemala se han unido para llevar a cabo el Proyecto Alianzas para la Eliminación de la Enfermedad de Chagas como problema de salud pública en Centroamérica y México.

El proyecto tendrá una duración de tres años y contribuirá a eliminar la enfermedad de Chagas como problema de salud pública en Jutiapa, Guatemala, una de las áreas de mayor transmisión del país. Alrededor de 18,270 personas se beneficiarán de esta iniciativa donde además se construirán capacidades en los servicios de salud de primer y segundo nivel para un acceso oportuno y sostenible en la atención y seguimiento de esta enfermedad.  “Creemos que la dualidad de acciones va a contribuir de una manera más efectiva para eliminar esta enfermedad en Guatemala”, indicó el Dr. Roberto Molina Barrera, Viceministro Técnico.

El Chagas es  una de las enfermedades infecciosas desatendidas que está relacionada con la pobreza.  Los factores que influyen en su transmisión son el tipo de vivienda (paredes de bajareque o adobe, techo de material vegetal y pisos de tierra), animales domésticos pernoctando dentro de la casa, leña concentrada en los pasillos, deforestación, etc.  La enfermedad se transmite principalmente por insectos hemípteros de la subfamilia Triatominae (chinches) capaces de colonizar viviendas rurales, suburbanas o urbanas insalubres.  También,  por transfusiones de sangre, trasplante de órganos, verticalmente de madre a hijo a través de la placenta y por alimentos o bebidas contaminadas e ingeridas, entre otras.

En Guatemala, es transmitido principalmente por las heces del vector autóctono Triatoma dimidiata.

“Para nosotros como OPS/OMS es un placer facilitar la activación de este tipo de alianzas para la eliminación de enfermedades desatendidas” dijo el Dr. Oscar Barreneche, Representante de la OPS/OMS en Guatemala.   “Tenemos que reconocer que los esfuerzos que se hacen en las Américas han llevado a la eliminación de enfermedades y esperamos que con este tipo de alianzas se pueda adelantar el proceso hacia la eliminación del Chagas”, sostuvo.

En las Américas 17 países han logrado interrumpir la transmisión de la enfermedad de Chagas por su principal vector. En Guatemala se interrumpió la transmisión de la enfermedad por el vector Rhodnius prolixus, en el año 2008 y se espera poder certificar su eliminación este año.

http://www.paho.org/gut/index.php?option=com_content&view=article&id=1048:alianza-para-eliminar-el-chagas-como-problema-de-salud-publica-en-centroamerica-y-mexico&Itemid=441

 

Te puede interesar

Jul, 2019

Muestra “OUTBREAK, epidemias en un mundo conectado”

La muestra conmemora el centenario de la epidemia de gripe de 1918 y es parte del Proyecto Pandemias del Smithsonian National Museum of Natural History, en alianza con el Global Health Institute de la Universidad de Harvard. A partir de julio será exhibida en el Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery. Buenos Aires, julio de 2019.-  “Outbreak: Epidemias en […]

Ver más >
Feb, 2019

Proyecto “Deporte, Niñez y Chagas”

Deporte, Niñez y Chagas es una iniciativa de cooperación técnica fruto del convenio entre la Fundación Mundo Sano y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en su calidad de Administrador del Fondo Especial Japonés para la Reducción de la Pobreza. El proyecto busca disminuir el impacto del Chagas en comunidades de Argentina, Bolivia y Paraguay, […]

Ver más >