BUSCADOR

Información sobre Enfermedades Transmisibles


      Compartir

Leptospirosis

La leptospirosis es una zoonosis bacteriana de amplia distribución y trascendencia mundial por su importancia en la salud pública, especialmente en países de las regiones tropicales y subtropicales húmedas, debido a su prevalencia y periodicidad de brotes.

Si bien es una enfermedad típica de ambientes rurales, los centros urbanos presentan características epidemiológicas favorables para el desarrollo de reservorios que aumentan la carga bacteriana en el ambiente, este fenómeno ha dado como resultado un aumento de la incidencia de leptospirosis en las ciudades.

El agente etiológico es una espiroqueta de la familia Leptospiraceae, patógena para los animales y el hombre, cuyo nombre científico es Leptospira interrogans.

Varias especies de animales silvestres y domésticos conforman el reservorio y la fuente de infección para el hombre (Tabla 1). Las leptospiras se eliminan con la orina de los animales infectados por lo que el contacto directo con estas secreciones, o con aguas y suelos contaminados, es la principal vía de contagio (Fig. 1).

La problemática mundial que ha presentado la leptospirosis en los últimos tiempos está relacionada a dos fenómenos. Uno de ellos es de orden climatológico y se refiere al riesgo epidemiológico que ofrece el escenario de las inundaciones, estableciendo condiciones favorables para la diseminación de la bacteria con el consecuente aumento de contacto con el hombre. En nuestro país se ha observado un crecimiento considerable de las tasas de incidencia postinundación en las zonas afectadas por las lluvias (Tabla 2). El riesgo es mayor si se tiene en cuenta que la frecuencia y magnitud de este fenómeno meteorológico ha aumentado en los últimos años.

Otra situación que implica un riesgo sanitario, se presenta en los centros urbanos y está relacionada a las poblaciones de roedores que conviven en este ambiente con el hombre. Como consecuencia del aumento poblacional de las especies de roedores que habitan en los centros urbanos, la carga bacteriana de leptospiras patógenas en el ambiente también aumenta, originando una mayor cantidad de focos de infección que entran en contacto con animales domésticos y el hombre.

Un análisis sobre las formas de adquisición de la leptospirosis humana en Argentina, señala el importante papel que juegan los roedores como fuentes de infección en los últimos brotes registrados en áreas urbanas (Seijo y col, 2000).

Debes instalar Adobe Flash para ver este contenido